• Bodas de Oro de Profesión Religiosa

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero Click aquí
  • Entrega de las Determinaciones

    en las Comunidades de Brasil

    Después de la realización de los Ejercicios Espirituales Agustinianos y la peregrinación a la Basílica de Ntra. Sra. de Aparecida, los días 9 y 10 de enero Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita Click aquí
  • Ejercicios Espirituales Agustinianos

    Cariacica-Brasil

    Los días 2 al 6 de enero la provincia de Santa Rita, de la congregación de misioneras agustinas recoletas Click aquí
  • Viagem a Aldeia Japiimou

    Vendo com os olhos a memoria

    No dia 05 de outubro uma equipe missionária composta pelo Dom SantiagoSanchez Click aquí
  • Hoy es la octava de navidad y el primer día del nuevo año Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

Y la historia hoy continúa:

Hoy queremos hacer realidad esa espiritualidad misionera agustina recoleta, respondiendo a los nuevos desafíos, por eso nuestro XI Capítulo general, realizado en julio del año 2011, propuso los medios para poner el mayor empeño en promover en la Congregación una actitud de renovación y una vivencia radical del carisma

Para ello, en las determinaciones capitulares se centra la atención en cinco aspectos a insistir:

  • Misión
  • Fraternidad
  • Interioridad
  • Pastoral vocacional y Formación
  • Reestructuración

 

 



Misión

Para que Jesús reine, necesitamos una auténtica conversión personal y comunitaria: que Él sea el centro de nuestra consagración para la misión y que su Reino sea nuestra pasión, de tal manera que seamos signos proféticos de los valores evangélicos (Cfr. VC 84).

  • La Misión como:
    • Respuesta ante el desprecio de la vida humana, la violación de los derechos humanos; el rechazo a los valores del Reino.
    • Oferta que se traduce enun servicio incondicional en el proyecto del Dios de los pobres
    • Actitud de quien apuesta por una vidaprofética como la de Jesús, siendo signos proféticos de los valores evangélicos (Cfr. VC 84)
    • Expresión de ser consagradas para la misión.
    • Talante de vida que requiere:
  • Seguir implicándonos en la defensa de la vida,  los derechos humanos,  la paz y  la justicia; atentas a las nuevas pobrezas y denunciando los atropellos contra la dignidad de la persona.
  • Caminar con el pueblo, escuchando sus clamores y buscando con él hacer presente  el Reino.
  • Optar por ambientes de vanguardia, lugares y situaciones que más se descuidan (Cfr. VC 63).
  • Esforzarnos personal y comunitariamente en vivir la solidaridad con los pobres, además de compartir con ellos el 20% del remanente anual del fondo común general.
  • Compartir la misión con los laicos y potenciar los grupos FRAMAR, preparándolos para que  sean agentes de evangelización,  portadores de los valores de nuestro carisma y colaboradores en la pastoral vocacional.
  • Tomar conciencia de que el carisma nos exige asumir ser enviadas a cualquier lugar y nos impulsa a aceptar  la misión con disponibilidad y alegría.
  • Promover el estudio de misionología, como medio de formación y fundamentación que amplía horizontes de trabajo y realización misionera. 

 

 



Fraternidad

 

 Conscientes de que el Evangelio es el tesoro que Dios nos ha encomendado transmitir a través de nuestro carisma y que la comunidad ha de ser   sacramento de la presencia del Reino,

 

  • La Fraternidad como:
    •  Respuesta a una cultura que exalta el individualismo
    • Oferta a esta sociedad, presentandoun estilo en comunión fraterna
    • Actitud de quien considera la vida comunitaria como sacramento de la presencia de Dios entre nosotras.
    • Expresión de que la comunión es el proyecto de Dios para la humanidad
    • Talante de vida que requiere:
  • Configurarnos como comunidad, que sea “espacio humano habitado por  la Trinidad, la cual derrama así, en la historia los dones de comunión que  son propios de las tres personas divinas” (VC 41, Cfr. CC 53).
  • Profundizar en el don de la fe para ver a las hermanas como templo de Dios, convocadas y consagradas para la misión.
  • Hacer de nuestras comunidades casas y escuelas de comunión, relacionándonos desde la mirada profunda del corazón, considerándonos partes del mismo cuerpo, acogiendo  lo positivo de la hermana como don que nos enriquece y sobrellevando mutuamente las cargas y  carencias (Cfr. NMI 43) y promoviendo esta espiritualidad de la comunión en nuestros ambientes.
  • Volver a la austeridad y a la radicalidad de la  puesta en común de todo lo que somos y tenemos (Cfr. CC 26), para  visibilizar que es posible y mejor una vida donde todo se comparte, porque es la única manera de que a nadie le falte lo necesario.
  • Sentirnos corresponsables las unas de las otras, ayudándonos a crecer humanamente y a vivir en radicalidad los consejos evangélicos, evitando los antivalores de la sociedad actual que los contradicen: consumismo, hedonismo y resistencia a la aceptación de las mediaciones.
  • Hacer de nuestras comunidades lugares donde se acoge y acepta  a la hermana en su debilidad y se asume el hecho de que todas somos pecadoras y necesitadas de la misericordia de Dios, perdonándonos y ayudándonos con la corrección fraterna a ser más radicales en el seguimiento de Jesús (Cfr. CC 65).
  • Buscar juntas la voluntad de Dios a la luz de la Palabra en discernimiento comunitario(Cfr. DG 26).
  • Cultivar las relaciones en total gratuidad y la sensibilidad para descubrir el rostro de Cristo y su llamada en los más necesitados, respondiendo solidariamente.
  • Fortalecer en nuestras comunidades todo aquello que favorezca una vida de calidad evangélica: comunicación,  respeto,  diálogo,  confianza,  amistad,  transparencia,  lealtad al grupo,  apoyo mutuo, delicada atención a las hermanas mayores y a las enfermas, proyectando estas actitudes más allá de la comunidad.
  • Reforzar los signos que reflejan la universalidad de nuestro carisma: la comunión con la jerarquía de la Iglesia, con otras congregaciones y la internacionalidad de las comunidades.
  • Fomentar los momentos de celebración y expansión comunitaria.

Interioridad

 

Nuestra vida consagrada Misionera Agustina Recoleta “hace presente continuamente en la Iglesia, por impulso del Espíritu Santo, la forma de vida que Jesús, supremo consagrado y misionero del Padre para su Reino, abrazó y propuso a los discípulos que le seguían” (VC 22). Experimentamos la  alegría de haber sido llamadas para “estar con Él”  (Mc 3,14) por quien  hemos dejado todo.

  • La interioridad como:

o   Respuesta a una sociedad sin trascendencia, sin fe el Dios de Jesús,  con nuevos ídolos y con una visión secularista de la realidad.

o   Oferta a esa misma sociedad, de una manera alternativa de vivir, fundamentada en la experiencia de Dios, alimentada en la Palabra y en la Eucaristía, reconstruida en el perdón y en la reconciliación, fiel a la llamada y a la Alianza, atenta a los acontecimientos de la historia y a los pobres del camino.

o   Actitud de quien vive en proceso para descubrir al Maestro interior, para entrar en contacto con Él, para llegar a la Verdad, para tener una mirada contemplativa que permita ver a Dios en la historia y en los hermanos y para que lance a la acción.

o   Expresión de que Dios es nuestro Absoluto y esto da la alegría verdadera.

o   Talante de vida  que requiere fortalecer:

  • Ser siempre buscadoras apasionadas de Dios.
  • Valorar lo que el Espíritu realiza en cada una y dejarnos transformar por El.
  • Priorizar el tiempo para la oración personal y comunitaria.
  • Alimentarnos de la  Eucaristía, misterio de amor, signo de unidad y vínculo de caridad (Cfr. CC 44) para fomentar la espiritualidad de la comunión y la fraternidad con todos  los hombres.
  • Ejercitarnos en la lectura orante de la Palabra (vía maestra para la búsqueda de Dios), en el silencio, en la contemplación y meditación para descubrir la presencia de Dios en la realidad y  llevar a la práctica lo que el Espíritu va suscitando.
  • Tener a  María, Madre de la Consolación,  presente en nuestra comunidad orante, como modelo de fidelidad en la oración, consuelo y esperanza  en nuestra vida y estímulo en la actividad misionera.
  • Interiorizar y vivir la riqueza  que se encuentra en nuestros documentos congregacionales.

 


 

Pastoral vocacional

Sentimos la urgencia de ofrecer a los jóvenes de hoy el seguimiento de Jesús, como alternativa de vida que responde a sus aspiraciones más profundas y, a la vez, hace posible que Él reine en esta sociedad sin respuestas a los interrogantes existenciales.

 

  • La Pastoral vocacional y la formación como:
    • Respuesta una sociedad carente de compromisos definitivos; desorientada, desencantada y sin respuestas a los interrogantes existenciales más profundos,

o   Oferta, promoviendoun estilo alternativo de vida que responda a la sed de plenitud que hay en cada persona y de manera especial en los jóvenes.

o   Actitud de quien considera que necesita formarse continuamente hasta alcanzar la medida de Cristo

o   Expresión de la acción de la gracia en cada persona, en su historia, en la transformación que de ella Dios puede hacer cuando encuentra un corazón abierto a la Verdad.

    • Talante de vida que requiere:

·       Realizar la Pastoral Vocacional  desde la alegría de la consagración e invitar a los jóvenes a una elección para que encuentren su lugar en la Iglesia.

 

·       Responsabilizar a una hermana en cada país para que, de acuerdo con el secretariado de pastoral vocacional, anime e implique a las comunidades y a los laicos en esta importante misión.  

·       Trabajar la Pastoral Vocacional en nuestras obras apostólicas y hacer presencia en aquellos lugares en los que  no estamos. Actuar en coordinación con: las diócesis,  los Agustinos Recoletos, los laicos y otras instituciones.

·       Urgir al secretariado de Pastoral Vocacional para que tenga en cuenta las Directrices Generales de Formación en su planificación.

·       Apoyar a las promotoras vocacionales, conscientes de que todas somos corresponsables en esta misión.

·       Acompañar a las jóvenes en su discernimiento vocacional haciendo énfasis  en la vida religiosa como Misioneras Agustinas Recoletas. 

·       Crear un portal específico de Pastoral Vocacional  en la página web de  la congregación, y actualizarlo periódicamente,  donde se compartan programas, actividades y experiencias de las diferentes jurisdicciones.

·       Preparar, impulsar y celebrar  un año vocacional MAR con motivo de los 50 años de la muerte de Madre Esperanza (1967 – 2017).

 

Formación inicial y permanente

Conscientes de que la formación es un proceso vital de asimilación de los sentimientos de Cristo,  para configurarnos con Él y responder en fidelidad al Proyecto  del Reino,

 

o   Talante de vida que requiere:

·       Fundamentar  la formación inicial y permanente en el Misterio Pascual, asumiendo la cruz como elemento  integrador  de la persona.

·       Formar desde  la verdad como valor indispensable para la libertad en contacto con la realidad para releer con sentido crítico los acontecimientos.

·       Acompañar con responsabilidad y dejarse acompañar con humildad en actitud de obediencia a Dios, aceptando las mediaciones.

·       Insistir en la preparación de las hermanas para que asuman con alegría y dedicación la tarea formativa.

·       Proporcionar a todas las hermanas la animación, el tiempo, los medios, las oportunidades y los recursos necesarios para conseguir los objetivos propuestos por parte de la congregación y de cada hermana.

·       Asumir que cada una de nosotras somos las primeras responsables de nuestra formación permanente.

·       Promover el aprendizaje de los idiomas: español, portugués, chino e inglés.

Con todas estas expresiones queremos potenciar nuestro compromiso convencidas de que ES NECESARIO QUE EL REINE. (1 Cor. 15,25)

 

 

La fundación empieza a ser realidad

Pasan volando los tres años que la S. Sede les concedió para experimentar la vida misionera y las tres misioneras deben decidir: quedarse en la misión o retornar a sus monasterios y optaron por la vida misionera en China, pero deben acogerse entonces a la comunidad de agustinas recoletas de Filipinas. 

Duro golpe para estas tres contemplativas que se hicieron misioneras; además de la difícil comprensión de la mentalidad oriental el asumir la misión única de la nueva congregación: la educación. 

Pronto estalla la guerra chino-japonesa y el trabajo misionero fuera de casa tiene que ser interrumpido porque los bandidos invaden el lugar, los soldados saquean, las bombas caen en la misión. Las religiosas y niñas son trasladadas al hospital. Al regresar de su “exilio”, las misioneras retoman a las labores apostólicas. 

En la mente y en el corazón de Monseñor Ochoa hay una idea que le bulle y Dios va abriendo caminos para que se convierta en realidad.

Al finalizar el año 1939 el padre de sor Carmela enferma de gravedad y escribe a su hija misionera que, antes de morir, quiere arreglar sus asuntos familiares con todos sus hijos reunidos y que a ella le pagará los viajes de ida y regreso a la misión. Mons. Ochoa ve en esta circunstancia la respuesta a su constante oración “si es tu voluntad”: Envía a madres Esperanza y Carmela a España, para que además de atender al pedido del padre de sor Carmela, funden una casa noviciado en España, para reclutar nuevas vocaciones misioneras para su misión de Kweitehfú. 

¿Qué harán en España? Obedecer: saben que deben “abrir” un noviciado para formar nuevas misioneras para la misión de Kweitehfú... Lo demás... Yo estoy con vosotras... No tengáis miedo... La madre Carmela atiende lo primero a la situación de su padre enfermo; la madre Esperanza, al no tener convento alguno va donde su familia, donde recoge sugerencias, respecto a la misión que traen. Guardan en su corazón la promesa que les hizo Monseñor antes de viajar para España: que pronto él también viajaría a España para trabajar juntos en esa obra. Cosa que no fue posible dado el ambiente bélico que en aquellos años vivió China, con motivo de dos guerras.

Después de muchos sufrimientos, sacrificios y una enorme fe y confianza en Dios, carencia casi total de medios económicos, van saliendo adelante nuestras dos cofundadoras, y abren la casa noviciado en el pueblo natal de Monseñor Ochoa y de la madre Esperanza: Monteagudo, Navarra, España. Sor Carmela aporta a esta obra su tenacidad y coraje, porque fue casi imposible, ante la precaria situación de esas “dos monjas”, conseguir una casa para ese fin...

 

 

NaceEvoluciona - Permanece - Personajes

 

Nace una congregación 

Del viejo tronco de la Recolección Agustiniana hemos nacido. Concretamente en el corazón de un extraordinario misionero agustino recoleto, Monseñor Francisco Javier Ochoa, obispo de Kweitehfú, China, con la femenina colaboración de tres agustinas recoletas que, invitadas por él, cambiaron el rumbo inicial de su vida contemplativa  en España, y el 19 de mayo de 1931, llegan a la misión de Kweitehfú. El Espíritu habla en la vida y en la historia, ¿qué es lo que escucha el fundador?

Nuestro fundador Mons. Francisco Javier Ochoa, lleno de celo apostólico, percibe imperantes necesidades sociales, fraternas y apostólicas. La necesidad de:

- “Madres” para sus niñas huérfanas, que eran abandonadas por el solo hecho de ser mujeres. 

- Hermanas para sus misioneros; 

- Formadoras para sus Catequistas de Cristo Rey (comunidad autóctona que había fundado) y 

- Ternura y delicadeza para los enfermos, catecúmenos y necesitados de la misión.  

 

¿Hacia dónde se dirigen sus pasos?

Un sueño gestado en medio de la inmensa China necesita colaboradoras para hacerse realidad, busca afanosamente y encuentra la respuesta en los conventos de clausura en España.  

La gestación de la Congregación es en China y su nacimiento en España.

 

Nace- Evoluciona - Permanece - Personajes

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice