• XIV CONGRESO FABRA

    Sao Paulo-Brasil

    Un grupo de hermanas misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita, asistimos al XIV Congreso de la familia agustiniana de Brasil (FABRA) Click aquí
  • 18 de enero

    Día de la Congregación

    Celebramos un año más el nacimiento de nuestra Congregación. Hacer memoria histórica de este acontecimiento Click aquí
  • Bodas de Oro de Profesión Religiosa

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero Click aquí
  • Entrega de las Determinaciones

    en las Comunidades de Brasil

    Después de la realización de los Ejercicios Espirituales Agustinianos y la peregrinación a la Basílica de Ntra. Sra. de Aparecida, los días 9 y 10 de enero Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita Click aquí
  • Ejercicios Espirituales Agustinianos

    Cariacica-Brasil

    Los días 2 al 6 de enero la provincia de Santa Rita, de la congregación de misioneras agustinas recoletas Click aquí
  • Viagem a Aldeia Japiimou

    Vendo com os olhos a memoria

    No dia 05 de outubro uma equipe missionária composta pelo Dom SantiagoSanchez Click aquí
  • Hoy es la octava de navidad y el primer día del nuevo año Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

 

 

Hoy es la octava de navidad y el primer día del nuevo año, una conclusión y un comienzo. La Iglesia lo dedica a la "Virgen del camino", a la que encontramos en cada estadio de la andadura de la vida, en su momento inicial y "en la hora de nuestra muerte".

Se le ha dado ese título en el nuevo calendario litúrgico revisado. La denominación pone claramente de manifiesto que se trata de una fiesta de Nuestra Señora, y que tiene por objeto honrar su maternidad divina con la solemnidad conveniente. Antes de cambiarse el título en 1969, se conocía la fiesta como la "Circuncisión de nuestro Señor". También se conmemora esto, la imposición del nombre de Jesús al niño de María pero el objeto principal de la fiesta es la maternidad virginal de María contemplada a la luz de la navidad

San Lucas 2,16-21.

En aquel tiempo los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les habían dicho de aquel niño.

Todos los que lo oían se admiraban de lo que decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que habían visto y oído; todo como les habían dicho.

Al cumplirse los ocho días, tocaba circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

San Agustín nos dirá que:

(…) “Naciendo de la madre se introdujo en este día en el curso de los años. El Hacedor del hombre se hizo hombre, de forma que toma el pecho quien gobierna los astros; siente hambre el Pan, sed la Fuente; duerme la Luz, el Camino se fatiga en la marcha, la Verdad es acusada por falsos testigos, el Juez de vivos y muertos es juzgado por un juez mortal; la Justicia condenada por gente injusta, la Disciplina castigada con flagelos, el Racimo coronado de espinas, la Base colgada de un madero, la Fortaleza debilitada, la Salud herida, la Vida muere (…)  María fue virgen antes de concebir y después de dar a luz. ¡Lejos de nosotros el creer que desapareció la integridad de aquella tierra, es decir, de aquella carne de donde brotó la verdad...! En efecto, en el seno de la virgen se dignó unirse a la naturaleza humana el Hijo unigénito de Dios, para asociar a sí, cabeza inmaculada, a la Iglesia, inmaculada también, a la que el apóstol Pablo da el nombre de virgen no sólo en atención a las vírgenes en el cuerpo que hay en ella, sino también por el deseo de que sean íntegros los corazones de todos” (Sermón 191).

Ante la  paradoja de ver a un niño en pañales anunciado por el Ángel como el Salvador, los pastores han respondido como creyentes; en ellos, que eran quizá los más pequeños de la tierra, ha comenzado a brillar como en Abraham, la nueva luz de la verdad de Dios para los hombres. Ante esa paradoja se nos pide también a nosotros el valor de una respuesta.

Ante el relato de los pastores, el texto de Lucas nos ofrece dos respuestas. Están a un lado los curiosos, que se admiran por lo extraño del suceso. Está en el otro la figura de María, que conserva todas estas cosas, las medita en su interior y reconoce (va reconociendo) la presencia de Dios en el enigma de su hijo envuelto entre pañales, recostado en un pesebre. También nosotros nos hemos situado ante el relato: ¿Como los pastores y María? ¿Simplemente como curiosos?

Dios nos concede por medio de Cristo el "status" de hijos; pero nos da también un nuevo ser, nos hace efectivamente hijos. La adopción no es meramente legal. El que es poderoso para crearlo todo con su palabra, puede hacernos hijos suyos cuando nos llama a sí. Y si Dios nos llama hijos y nos hace realmente tales, bien podemos nosotros llamarle "Padre", lo mismo que Jesús.

Naturalmente la primera persona que recibe ese modo de ser es la propia María. Ahí está  uno de los rasgos paradójicos de su maternidad: es el medio humano para que el Hijo sea  hombre y, a la vez, es la primera beneficiaria de esa obra salvadora. Madre de Jesús y  hermana mayor de nuestra salvación.

Gracias Señor, porque iniciamos el año, conscientes de que tenemos la eternidad entre las manos y es el puerto seguro para caminar con María, nuestra acompañante tierna y comprensiva en todo lo que nos acontece.

Que cada misionera agustina recoleta abracemos el Misterio anunciado cada día, en la contemplación que María Madre, nos enseña. 

 

‘’El que no vive para servir no sirve para vivir’’

Cuando me pidieron que escribiera mi testimonio como acompañante sobre lo vivido en el campamento misión de Edén me quedo la mente en blanco, no sabía qué podía decir o contar porque pensé que mi trabajo en el campamento no era el de vivir la experiencia, sino ayudar a las muchachas de la caravana a vivirla al máximo. Pero después pensé en cada uno de los momentos lindos y difíciles  también, las risas, las peleas, y todas las veces que las muchachas trabajaron juntas para lograr algo y me di cuenta que, más que ayudarlas, me permitieron vivir la experiencia con ellas, porque podía sentir lo que ellas sentían y ahora ver cosas que ellas veían y yo no, y por eso tengo mucho que decir.

Primero darle gracias a Dios por darnos la fuerza y la voluntad para llevar a cabo el campamento con el mejor de los ánimos, darle gracias por que se hizo presente en cada uno de los momentos, darle gracias porque nos permitió verlo reflejado en cada uno de los rostros de los niños y personas de la comunidad San Agustín. Darle gracias también porque me permitió a mi ser testigo del crecimiento personal y espiritual de las muchachas. Sé que el equipo guía fue duro y estricto y por tanto fue difícil para ellas levar a cabo las actividades preparadas, pero viendo el resultado me siento orgullosa y complacida del trabajo realizado.

Pero más que de todo lo que hicimos me siento sumamente agradecida de haber podido presenciar la primera experiencia de misión de la Caravana Edén, donde pude verlas derrumbarse y sensibilizarse ante situaciones y realidades de las demás personas en donde el misionero no puede hacer más que intentar llevar esperanzas y orar, las vi enojarse e indignarse por las injusticias de las realidades de la comunidad, las vi contagiarse de la alegría en los rostros de los niños del semillero San Agustín, las vi reír con las Madres Mónicas, las vi usar sus habilidades, dones y capacidades al máximo para servir y poder llevar a cabo actividades que eran de su agrado y otras que no sabían muy bien cómo hacer pero igual lo daban todo para lograrlo,  las vi dejar de lado sus comodidades para dormir en el piso, bañarse sin una regadera, cocinar y limpiar, pero mejor que nada, las vi hacerlo todo con gusto, riendo y disfrutando en comunidad. Me hicieron recordar cuanto amo servir a los demás y cuan feliz me puede hacer. 

Me complace decir que la JAR Santa Rita cuenta con nuevas misioneras llenas de dones y dispuestas a vivir para servir.

Siul, Fabiana, Brenda, Ynebsy y Bélgica no tengo más que decir que felicitaciones, sigan poniendo sus dones al servicio y mantengan siempre su corazón inquieto por mas, fue un placer.

Rebecca Hermoso, Acompañante externo.

 

 

 

  • campa2-14
  • campa2-3
  • campa2-12
  • campa2-11
  • campa2-2
  • campa2-10
  • campa2-4
  • campa2-6
  • campa2-1
  • campa2-7
  • campa2-9
  • campa2-13
  • campa2-8
  • campa2-5
  

 

"Una experiencia indescriptible"

Del 15 al 20 de diciembre se llevó a cabo el Campamento Misión de una de las caravanas de la JAR del Colegio Santa Rita de Maracaibo, en el barrio La Polar en la Escuela Arquidiocesana Pablo VI.

Durante la misión visitaron las familias del barrio acompañadas por las Madres Mónicas (grupo fundado por la hermana Mary Carmen Pérez) de la Comunidad y compartieron la fe con los niños del semillero San Agustín y otros niños del barrio. Las muchachas nos comparten un poco de su experiencia:

 "El campamento, es algo que no se puede contar con palabras,  solo experiencias se puede describir, ya que fueron tantos acontecimientos importantes e indescriptibles que por más que los tratamos de anotar todos no terminaríamos,  todos los momentos vividos fueron importantes, todos dejaron una huella en el corazón y en la memoria. Ah y no solo los momentos, también la comunidad, todas aquellas personas bellas que conocimos de la comunidad San Agustín estarán presentes en nuestro recuerdo, tanto que ellos como nosotras seguimos ese hermoso carisma de San Agustín y tenemos nuestra alma y el corazón dirigidos hacia Dios. A ellos le queremos agradecer tantas cosas (ayuda, consejos, compañía, amor, entrega, esfuerzo...), a nuestros niños hermosos que con su alegría irradiaban todos los rincones de la comunidad, a nuestras madres Mónicas que siempre estaban prestando su ayuda y apoyo en todo, a José Ramón, que nos fue preparando a sus semilleros para nuestra llegada y partida; porque esto no fue un adiós, fue un hasta pronto. ¡GRACIAS! 

Este campamento ha incrementado en nosotros la fe en Dios principalmente, ya que en cada persona de la comunidad San Agustín veíamos a Dios reflejado en su corazón. Nuestro corazón inquieto como el de San Agustín está en búsqueda de Dios, esa llama nunca se apagara en nuestros corazones y menos con esta gran experiencia

Son tantas cosas que podemos contar de este campamento, tantos momentos que dejaran recuerdos, tantas experiencias que nos dejaron una enseñanza, tantas, tantas cosas que solo puedo decirte: Ven y Verás."

 Comunidad Edén

JAR Santa Rita

 

 

  • campa2
  • campa8
  • campa7
  • campa6
  • campa1
  • campa4
  • campa5
  • campa3
  

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice