• XIV CONGRESO FABRA

    Sao Paulo-Brasil

    Un grupo de hermanas misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita, asistimos al XIV Congreso de la familia agustiniana de Brasil (FABRA) Click aquí
  • 18 de enero

    Día de la Congregación

    Celebramos un año más el nacimiento de nuestra Congregación. Hacer memoria histórica de este acontecimiento Click aquí
  • Bodas de Oro de Profesión Religiosa

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero Click aquí
  • Entrega de las Determinaciones

    en las Comunidades de Brasil

    Después de la realización de los Ejercicios Espirituales Agustinianos y la peregrinación a la Basílica de Ntra. Sra. de Aparecida, los días 9 y 10 de enero Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita Click aquí
  • Ejercicios Espirituales Agustinianos

    Cariacica-Brasil

    Los días 2 al 6 de enero la provincia de Santa Rita, de la congregación de misioneras agustinas recoletas Click aquí
  • Viagem a Aldeia Japiimou

    Vendo com os olhos a memoria

    No dia 05 de outubro uma equipe missionária composta pelo Dom SantiagoSanchez Click aquí
  • Hoy es la octava de navidad y el primer día del nuevo año Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

 

Un mensaje lleno de fraternidad que invita al compromiso.

 

El Papa Francisco el pasado  8 de mayo recibió en audiencia a las superioras generales reunidas en la asamblea general de la UISG, Unión internacional de superioras generales.

 

 Fue un encuentro breve pero profundo en donde abrió su corazón para indicar sus convicciones más hondas como pastor de la iglesia universal, pero a la vez como religioso y por lo tanto conocedor del don de la vocación religiosa.

 

Su presencia entre la asamblea fue recibida con aplausos y con una gran emoción; no era para menos, era la primera vez que el Papa se pronunciaba en forma particular a las religiosas y había gran expectativa porque sus palabras darían la carta de navegación que la autoridad suprema de la Iglesia esperaba que cada instituto de acuerdo con su carisma lo hiciera realidad en el rincón del mundo donde en forma tal vez silenciosa y por esto más significativa, se entrega en favor de los demás.

 

El saludo para cada religiosa representada en ese momento por su respectiva superiora general, se sintió cargado de gratitud y fuerza, dejando ver sus preferencias: las hermanas enfermas y las jóvenes.

 

Sus palabras son agua fresca para quienes llevan muchos años de entrega, pero igualmente para quienes llevan poco tiempo respondiendo al Señor; a la vez que claramente es un mensaje de ánimo para las jóvenes que están buscando darle sentido a su vida y se sienten tal vez inquietas por saber qué es eso de entregar en totalidad la vida al Señor.

 

Para unas, para otras y en general para todas son estos indicadores de camino:

 

¡Queridas hermanas!

 

Estoy muy contento de encontraros hoy y deseo saludar a cada una de vosotras, agradeciéndoos por lo que hacéis para que la vida consagrada sea siempre una luz en el camino de la Iglesia. Queridas hermanas, antes que nada agradezco al querido hermano cardenal João Braz de Aviz, por las palabras que me ha dirigido y también me complace la presencia del Secretario de las Congregaciones. El tema de vuestro congreso me parece particularmente importante para el deber que se os ha confiado: «El servicio de la autoridad según el Evangelio». A la luz de esta expresión quisiera proponeros tres sencillos pensamientos, que dejo a vuestra profundización personal y comunitaria.

 

1. Jesús, en la Última Cena, se dirige a los Apóstoles con estas palabras: «No me habéis elegido a mí, yo os he elegido a vosotros» (Jn 15, 16), que nos recuerdan a todos, no solo a los sacerdotes, que la vocación es siempre una iniciativa de Dios. Es Cristo el que os ha llamado a seguirlo en la vida consagrada y esto significa realizar continuamente un «éxodo» de vosotras mismas para centrar vuestra existencia en Cristo y en su Evangelio, en la voluntad de Dios, despojándoos de vuestros proyectos, para poder decir con San Pablo: «No soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí» (Gal 2,20). Este «éxodo» de uno mismo es ponerse en un camino de adoración y de servicio. Un éxodo que nos lleva a un camino de adoración del Señor y de servicio a Él en los hermanos y hermanas. Adorar y servir: dos actitudes que no se pueden separar, sino que deben ir siempre unidas. Adorar al Señor es servir a los demás, no teniendo nada para sí: esto es el «despojarse» de quien ejercita la autoridad. Vivid y recordad siempre la centralidad de Cristo, la identidad evangélica de la vida consagrada. Ayudad a vuestras comunidades a vivir el «éxodo» de uno mismo en un camino de adoración y de servicio, sobre todo a través de los tres pilares de vuestra existencia.

 

La obediencia como escucha de la voluntad de Dios, en la moción interior del Espíritu Santo autentificada por la Iglesia, aceptando que la obediencia pasa también a través de las mediaciones humanas. Recordad que la relación entre la autoridad y la obediencia se coloca en el contexto más amplio del misterio de la Iglesia y constituya una particular actuación de su función mediadora (cfr. Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, El servicio de la autoridad y de la obediencia, 12).

 

La pobreza como superación de todo egoísmo en la lógica del Evangelio que enseña a confiar en la Providencia de Dios. Pobreza como indicación a toda la Iglesia de que no somos nosotros quienes construimos el Reino de Dios, no son los medios humanos los que hacen crecer, sino que es en primer lugar el poder, la gracia del Señor, que actúa a través de nuestra debilidad. «Te basta mi gracia; la fuerza de hecho se manifiesta plenamente en la debilidad», afirma el Apóstol de los gentiles (2Cor12,9). Pobreza que enseña la solidaridad, el compartir y la caridad, y que se expresa también en una sobriedad y gozo de lo esencial para poner en guardia contra los ídolos materiales que ofuscan el sentido auténtico de la vida. Pobreza que se aprende con los humildes, los pobres, los enfermos y todos aquellos que están en las periferias existenciales de la vida. La pobreza teórica no nos sirve. La pobreza se aprende tocando la carne de Cristo pobre, en los humildes, en los pobres, en los enfermos, en los niños.

 

Y después la castidad como carisma precioso, que engrandece la libertad del don a Dios y a los demás, con la ternura, la misericordia, la cercanía de Cristo. La castidad por el Reino de los Cielos muestra cómo la afectividad tiene su lugar en una libertad madura y se convierte en un signo del mundo futuro, para hacer resplandecer siempre la primacía de Dios. Pero por favor, una castidad «fecunda», una castidad que engendre hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, debe ser madre y no «solterona»Perdonadme si hablo así pero es importante esta maternidad en la vida consagrada, esta fecundidad. Que esta alegría de la fecundidad espiritual anime vuestra existencia: sed madres, como figura de María Madre y de la Iglesia Madre. No se puede entender a María sin su maternidad, no se puede entender a la Iglesia sin su maternidad, y vosotras sois iconos de María y de la Iglesia.

 

2. Un segundo elemento que quisiera subrayar en el ejercicio de la autoridad es el servicio: no debemos olvidar nunca que el verdadero poder a cualquier nivel es el servicio, que tiene su culmen luminoso en la Cruz. Benedicto XVI, con gran sabiduría, recordó muchas veces a la Iglesia que si para el hombre, a menudo, la autoridad es sinónimo de posesión, de dominio, de éxito, para Dios autoridad es siempre sinónimo de servicio, de humildad, de amor; significa entrar en la lógica de Jesús que se inclina a lavar los pies a los Apóstoles (cfr Angelus, 29 enero 2012), y que dice a sus discípulos: «Sabéis que los que gobiernan las naciones las dominan… no sea así entre vosotros; - precisamente el lema de vuestra asamblea, ¿no? ‘que no sea así entre vosotros’- sino que quien quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y quien quiera ser el primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo» (Mt 20,25-27). Pensemos en el daño que acarrean al Pueblo de Dios los hombres y mujeres de la Iglesia que quieren hacer carrera, subir, que «usan» al pueblo a la Iglesia, a los hermanos y hermanas- aquellos a quienes deberían servir -, como trampolín para sus propios intereses y las ambiciones personales. Estos hacen un daño grande a la Iglesia.

Que sepáis ejercer siempre la autoridad acompañando, comprendiendo, ayudando, amando; abrazando a todos y todas, especialmente a las personas que se sienten solas, excluidas, áridas, las periferias existenciales del corazón humano. Tengamos la mirada dirigida a la Cruz: allí se coloca toda autoridad en la Iglesia, donde Aquel que es el Señor se hace siervo hasta la entrega total de sí.

 

3. Finalmente, la eclesialidad como una de las dimensiones constitutivas de la vida consagrada, dimensión que debe ser constantemente retomada y profundizada en la vida. Vuestra vocación es un carisma fundamental para el camino de la Iglesia, y no es posible que una consagrada o un consagrado no «sientan» con la Iglesia. Un «sentir» con la Iglesia, que nos ha engendrado en el Bautismo: un «sentir» con la Iglesia que encuentra su expresión filial en la fidelidad al Magisterio, en la comunión con los Pastores y el Sucesor de Pedro, Obispo de Roma, signo visible de la unidad. El anuncio y el testimonio del Evangelio, para cada cristiano, nunca son un acto aislado. Esto es importante, el anuncio y el testimonio del Evangelio para cada cristiano nunca son un acto aislado o de grupo, y ningún evangelizador actúa, como recordaba muy bien Pablo VI, «en base a una inspiración personal, sino en unión con la misión de la Iglesia y en nombre de ella» (Exhort. ap. Evangelii nuntiandi, 80). Y proseguía Pablo VI: Es una dicotomía absurda pensar en vivir con Jesús sin la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia, amar a Jesús sin amar a la Iglesia (cfr ibid., 16). Sentid la responsabilidad que tenéis de cuidar la formación de vuestros institutos en la sana doctrina de la Iglesia, en el amor a la Iglesia, y en el espíritu eclesial.

 

En resumen, centralidad de Cristo y de su Evangelio, autoridad como servicio de amor, «sentir» en y con la Madre Iglesia: tres indicaciones que deseo dejaros, a las que uno una vez más mi gratitud por vuestra obra no siempre fácil. ¿Qué sería de la Iglesia sin vosotras? ¡Le faltaría maternidad, afecto, ternura! Intuición de Madre.

 

Queridas hermanas, estad seguras de que os sigo con afecto. Rezo por vosotras, pero vosotras también rezad por mí. Saludad a vuestras comunidades de mi parte, sobre todo a las hermanas enfermas y a las jóvenes, A todas va mi aliento a seguir con parresia y con gozo el Evangelio de Cristo. Sed alegres, porque es bonito seguir a Jesús, es hermoso convertirse en icono viviente de la Virgen y de nuestra Santa Madre Iglesia jerárquica. Gracias.

 

  • ppreli2
  • ppreli1
  • pprelig3
  • pprelig4
  • pprelig5

COMPARTIENDO EN FAMILIA

El amor del Señor lo he palpado en la vida de mi familia, por eso quiero compartir el TESTIMONIO de mi madre una mujer de fe, catequista y fuerza espiritual para mí. 

En la ciudad de Cali –Colombia- se comenzó a organizar la fiesta del Señor de la Misericordia, con una jornada fuerte de oración; el invitado especial fue Martín Valverde. Se clavó en mi corazón el anhelo porque mis padres y hermanos vinieran a participar en esta jornada que tanto necesitaban y les haría mucho bien. 

Porque el Señor lo permitió llegaron a Cali y compartieron con la comunidad MAR del Colegio y del Convento La Merced.

Pasados unos días de lo vivido en el estadio Pascual Guerrero y de una visita relámpago, mi madre escribe: 

 

“EXPERIENCIA Y REFLEXION EN UNIÓN FAMILIAR”

Guaduas Cundinamarca: La Selvita

 

Abril, 15 del 2013

Quiero compartir la alegría, la felicidad tan grande de sentir la presencia de Dios en mi corazón, ya que su poder es tan lleno de misericordia que en ÉL todo se puede porque me ha concedido uno de los tantos favores que con fe y amor le había pedido, como buena seguidora de Jesús. 

Poder viajar para tener un encuentro cercano con nuestra querida hija Nazly Yurany León Martínez, MAR; compartir con ella momentos de alegría y felicidad, que tanto necesitamos como familia. Gracias a Dios, a ella y en especial a toda la comunidad MAR (Misioneras Agustinas Recoletas), el pasado cinco de abril celebramos y compartimos la fiesta de la Divina Misericordia en el estadio Pascual Guerrero de Cali, Colombia, con Martín Valverde viviendo un encuentro con Jesús resucitado en unión con Dios, que es un Dios de familia y comunidad.

Bendiciones a la comunidad MAR de Cali por acogernos con gran amor y fraternidad; por el regalo tan hermoso que recibí de Sor Sofía: "La Biblia". Una vez más JESÚS VIVO se manifestó en mí y en todos mis catequizandos; su Palabra llegó como el mejor regalo para que viviendo este mensaje de amor y misericordia se quedara entre todos nosotros.

También agradezco a mi esposo: Juan, e hijos: Alejandro y Mariana, por su gran compañía y entrega, y a mi hija Nany (Nazly) gracias por su carisma especial para con cada uno de nosotros que la queremos y la extrañamos muchísimo.

BENDICIONES     

MAMITA:GLORIA MARTINEZ

La mayor bendición es que Jesús viva en el corazón de mi familia. Tú lo sabes todo Señor. 

 

  • NAZLY12
  • NAZLY14-1
  • NAZLY11
  • NAZLY13


 

Durante los días 3 a 7 de mayo se está realizando la asamblea de la Unión Internacional de las Superioras Generales.

 

“No será así entre vosotras” Mt. 20,26) Es el lema escogido por la UISG para esta ocasión y con el que ha invitado a reflexionar sobre el liderazgo religioso.

 

Más de 800 superioras generales de los cinco continentes, entre ellas la Hna. Myrian del Carmen Neira G, superiora general de la congregación, se encuentran reunidas en el Hotel Ergife para ahondar, reflexionar, clarificar y proyectar sobre este tema tan actual y de tanta vigencia para las congregaciones religiosas. 

 

Variedad de razas, lenguas y condiciones, le dan colorido a la asamblea, siendo a la vez un espacio de fraternidad para acoger las iluminaciones que los ponentes están presentando.

 

El primer día además del saludo de la Presidenta, Hna. Mary Lou Wirtz, FCJM y la presentación en las mesas de trabajo en las que está dividida la asamblea, la Hna Mary John Mananzan, filipina y de la Orden de las Benedictinas, ofreció Perspectivas posteriores al Concilio Vaticano II sobre el liderazgo religioso.

 

El segundo día estuvo iluminado por la teóloga Bruna Costacurta, quien desde el estudio de la Sagrada Escritura ofreció la Autoridad en la Biblia, colocando como ícono la figura de la reina Ester, quien ofreció su propia vida con tal de salvar a su pueblo.

 

Este tiempo de asamblea está aprovechado también para conocer los proyectos que las Uniones de superiores Generales USG y UISG están realizando como los de la Comisión de Justicia, Paz y cuidado de la Creación, Vidimus Dominum, como espacio de comunicación. También fue presentado el informe del proyecto Talitha Kum, que trabaja en la defensa de la trata de personas en todo el mundo. 

 

Igualmente hizo su presentación la conferencia de religiosas de Estados Unidos LCWR y el interés que tienen por conocer congregaciones y hermanas que viven en Estados Unidos y no han tenido comunicación con dicha conferencia.

 

La Hna. Mary Pat Garvin, RSM al presentar el Compañerismo de Gracia: Una metáfora para el Liderazgo Religioso de Hoy, en forma sencilla y clara, apuntó elementos concretos para hacer posible el servicio de autoridad, generando a la vez un camino compartido con las hermanas de conforman los consejos generales, las demás hermanas con autoridad en la congregación y con quienes en el futuro serán las superioras generales.

 

El Cardenal Joao Bras de Aviz, Prefecto de la congregación para los institutos de vida religiosa y sociedades de Vida apostólica, CIVCSVA en forma muy cercana y fraterna respondió a una serie de interrogantes que la asamblea previamente había preparado.

 

Todos han insistido en la necesidad de una profunda vida espiritual, una vida iluminada por la Palabra, una vida cuidada para poder servir mejor y una donación llevada hasta el extremo de dar la propia vida.

 

Cuestionamientos, retos, reconocimiento de las propias resistencias e ilusiones,  a la vez que un futuro lleno de esperanza, a pesar de las dificultades presentes, es lo que esta Asamblea está generando.

 

Por lo tanto “No será así entre vosotras” está marcando un estilo fresco de vivir hoy la vida religiosa y por lo tanto de compartir esta experiencia a las nuevas generaciones, porque es la forma concreta de vivir al estilo de Jesús.

 

 

  • uisg3roma
  • uisg2roma
  • uisg6roma
  • uisg1roma
  • uisg5roma
  • uisg9
  • uisg8roma
 

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice