• XIV CONGRESO FABRA

    Sao Paulo-Brasil

    Un grupo de hermanas misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita, asistimos al XIV Congreso de la familia agustiniana de Brasil (FABRA) Click aquí
  • 18 de enero

    Día de la Congregación

    Celebramos un año más el nacimiento de nuestra Congregación. Hacer memoria histórica de este acontecimiento Click aquí
  • Bodas de Oro de Profesión Religiosa

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero Click aquí
  • Entrega de las Determinaciones

    en las Comunidades de Brasil

    Después de la realización de los Ejercicios Espirituales Agustinianos y la peregrinación a la Basílica de Ntra. Sra. de Aparecida, los días 9 y 10 de enero Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita Click aquí
  • Ejercicios Espirituales Agustinianos

    Cariacica-Brasil

    Los días 2 al 6 de enero la provincia de Santa Rita, de la congregación de misioneras agustinas recoletas Click aquí
  • Viagem a Aldeia Japiimou

    Vendo com os olhos a memoria

    No dia 05 de outubro uma equipe missionária composta pelo Dom SantiagoSanchez Click aquí
  • Hoy es la octava de navidad y el primer día del nuevo año Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

 

ASAMBLEA VICEPROVINCIAL

Las 15 hermanas  Misioneras Agustinas Recoletas, residentes en Venezuela, de la viceprovincia santa Mónica, nos congregamos en la comunidad del Colegio Santa Rita, los días 9, 10 y 11 de febrero de 2013,  para llevar a cabo nuestra acostumbrada asamblea. Fuimos llegando desde las distintas casas y misiones el día viernes por la tarde y sábado en la mañana, para aprovechar el asueto de carnaval.

Iniciamos nuestro encuentro con la bendición del Señor en la Santa Eucaristía, presidida por el P. José Antonio Barboza, sacerdote diocesano. El evangelio de este día, nos anima e invita a: “venir con Él a un lugar a solas, para descansar y orar”, más adelante nos enseña  que son necesarios estos momentos, pero sobre todo para fortalecernos en ellos, para dar respuesta a lo que esperan de nosotras aquellas personas que El ha puesto en nuestro camino, para profundizar en el sentido de nuestra consagración y en el planificar juntas nuestro andar.

Iniciamos pues formalmente la asamblea a las 3 de la tarde del sábado 9, acompañadas por el Lcdo. Javier Socorro, con un tema conocido por nosotras: “Él árbol de problemas y el árbol de las soluciones”. El cual elaboramos en septiembre del año pasado como diagnóstico de nuestra realidad viceprovincial y a partir de él debíamos crear la planificación estratégica para poner en marcha las posibles soluciones. La primera invitación que nos hace Javier es a ponerle a éste árbol nuestras virtudes como Viceprovincia. Son muchas nuestras fortalezas, y estas son precisamente las que nos permitirán hacer reinar al Señor en nuestra vida y campos de misión. Nos hace caer en cuenta que: a veces somos muy severas con nosotras mismas y que nos cuesta ver que no es poco lo que hemos hecho hasta ahora. Nos invita a  podar ese árbol desde la conciencia y la responsabilidad; distinguiendo entre lo urgente,  lo importante y lo necesario. Nos quedará un nuevo árbol una vez que el discernimiento del espíritu nos ayude a separar: LO REAL – LO IDEAL – EL SUEÑO.

 

El día domingo, el primer encuentro fue a los pies del maestro. En la oración iluminados por la Sagrada Escritura  bajo la lectura de Jn 15, 1-17 reflexionábamos sobre la necesidad de mantenernos unidas al sarmiento para así dar buen fruto, aceptar las podas necesarias que nuestro Padre nos da cuando Él considera que lo necesitamos.

Estos encuentros de oración y reflexión nos prepararon para trabajar por secretariados, y así en nuestras planificaciones quedaría plasmada la respuesta que queremos darle al Señor en estos servicios que nos animan a dar vida en el transcurso del año. Antes de pasar al trabajo de grupos nos hizo caer en cuenta de que: no podemos seguir siendo hijas del pasado, que son necesarios nuevos métodos para que el mensaje sea entendido por el mundo de hoy; es verdad que somos menos y mayores pero hay una significativa diferencia entre vejez y deterioro, que a veces el cuerpo suelta anclas porque de seguir navegando así puede entrar en alarmas inesperadas; no podemos negociar la vida y la vitalidad con nada ni nadie; las quejas nunca transforman nada; más que anhelar lo nuevo y dejar lo viejo es apreciar lo aprendido en el diario vivir agregándole responsabilidad y disciplina, y que tenemos que enamorarnos todos los días para saber del amor. Para terminar en una plenaria  expusimos la planificación de cada uno de los secretariados.

El lunes a las 11:30 a.m llegó el Padre Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá “La Chinita”, para celebrar la Sagrada Eucaristía. El P. Eleuterio, vicario para la vida consagrada por la arquidiócesis de Maracaibo  siguió alentándonos haciendo hincapié en el evangelio del día donde Jesús invita a los discípulos a seguir echando las redes para pescar, aunque ya estén agotados, hayan intentado nuevas técnicas y métodos. Él no desiste, ni quiere que desistamos.

He aquí nuestro mensaje y actitud. Primero para nosotras como viceprovincia, y para compartirlo con ustedes hermanas de la Congregación, no desistamos, confiemos en el Señor, que a pesar de que en el momento no veamos el resultado ni lo que queremos. Aceptemos la nueva invitación de El a seguir echando la red pero, donde él quiere y cuando él decida. 

En la acción de gracias, en la Eucaristía, nuestra superiora viceprovincial agradecía primeramente a Dios por permitirnos encontrarnos para orar, reflexionar y programar todo lo referente a nuestro caminar en este año. Y culminaba con la profesión de fe de Pedro que nos animó ese día: “EN TUS MANOS ECHAREMOS LAS REDES”. Sí Señor en tus manos echamos las redes  las Misioneras Agustinas Recoletas de la Viceprovincia santa Mónica, confiamos en ti y seguimos remando MAR adentro.

Hnas. Delis Romero y  Astrid Ibarra

 

    

 

El precioso simbolismo de la entrada de Jesús en Jerusalén según Lucas

 

En el desarrollo de la celebración litúrgica del domingo de Ramos hay un simbolismo que muchas veces pasa desapercibido. Se trata de un arco que diseña el giro que estamos llamados a hacer en el interior: después de los cantos de alegría y de exultación en la procesión de ramos nos vamos sumergiendo progresivamente en el silencio contemplativo, abismal, que genera la proclamación de la Pasión de Cristo. Exultar y callar, caminar y reposar, proclamar y escuchar, es la dinámica del domingo “de ramos en la Pasión del Señor”. El domingo de pascua haremos el movimiento contrario. Pues bien, este doble movimiento está representado en el evangelio de Lucas que leemos este año.

 

¿Cómo podríamos hacer de forma más consciente y provechosa el primer movimiento? Ciertamente dejándonos conducir por Jesús, en calidad de discípulos que toman atenta nota de las indicaciones que van apareciendo en el evangelio.

 

En el evangelio de Lucas encontramos cinco imágenes significativas en el ingreso de Jesús en Jerusalén. Los invito a considerarlas con sencillez y a descubrir en ellas algunas pautas.

 

Primero, un camino cósmico presidido por Jesús (Lc 19,28). En Lucas, el de Jesús en realidad es un camino cósmico, una ruta hacia el Padre, que pasa necesariamente por una muerte que es síntesis de una vida totalmente entregada y de abandono en las manos de Dios, quien no deja caer al suelo la existencia del hijo fiel. Entramos a Jerusalén pero la mirada está puesta en un horizonte mayor, donde el Padre exalta a Jesús “como Jefe y Salvador” (Hch 5,31), porque él es “el jefe que conduce a la vida” (Hch 3,15). 

 

Segundo, una misión en burro (Lc 19,29-34). El envío de discípulos para preparar la entrada de Jesús, retoma elementos característicos de los relatos misioneros: “dos”… “id”… “fueron”. Cuando está a punto de empezar la última y decisiva, Jesús da nuevas lecciones sobre la misión. El querer montado en un humilde pollino, gesto de humildad, nos recuerda de qué manera Jesús ha venido y sigue viniendo al encuentro de la gente. Por su parte los discípulos deben dar explicación de su proceder, dialogan. 

 

Tercero, cielo y tierra en único canto de alabanza (Lc 19,37-38). En la noche de la navidad cantaron en el cielo los ángeles y en la tierra se alegraron los humildes pastores, ahora proclama en la tierra y con inmensa alegría “toda la multitud de los discípulos”. El canto litúrgico suena familiar: “Paz en el cielo y gloria en las alturas”. Jesús es reconocido como “el Rey que viene”: uno que se inclina, un buscado que descubrimos como buscador. Jesús es el “viniente”.

 

Cuarto, piedras que cantan (Lc 19,39-40). En Jerusalén hay una piedra con carita de niño que le muestran a los peregrinos distraídos como “la piedra que habría cantado”, obviamente es un chiste. Pero el sentido de “si éstos callan gritarán las piedras” es claro: lo que se experimenta en el discipulado con Jesús se vuelve incontenible. Quien encuentra a Jesús no lo puede callar, hay que proclamar aun cuando nos manden a callar, hay que profetizar sin miedo, hay que dejar que el corazón y la voz canten. “No podemos callar lo que hemos visto y oído” (Hch 4,20).

 

Y finalmente, las lágrimas (Lc 19,41-44). Un giro de ciento ochenta grados enfoca ahora a aquellos que se quedaron en actitud de piedras. El gozo no distrae la percepción profética de un panorama de violencia, de dolor y de devastación que se aproxima. El panorama podría ser distinto si se recibe la visita del salvador: en medio de esa ciudad está a punto de transitar el portador de paz, cuya misión traza la ruta de Dios hacia la plenitud de vida. Pero la violencia se estrellará contra su propio cuerpo desnudo en una dolorosa pasión. Curiosamente sus lágrimas, como lo han entendido tantos exegetas, son las de un corazón en el que entra en sintonía profunda el sufrimiento de Dios y el sufrimiento de un pueblo. Son lágrimas misericordia, no de castigo.

 

Las imágenes anteriores podríamos considerarlas también como tres coordenadas que recomponen un universo espiritual: una coordenada espacial representada en el camino, el ingreso en burro en Jerusalén y luego por medio de la cruz en la gloria; una coordenada temporal contenida en el tiempo de la visita, la que ya han reconocido y proclaman los sencillos, pero que encuentra resistencia en la dureza de la ciudad religiosa; y una tercera coordenada, parecida a la tercera dimensión de la existencia, la del impulso de amor y de dolor que circula entre Jesús y la ciudad santa.

 

Este año podemos darnos una semana santa diferente. Repasemos las indicaciones del evangelio y dispongámonos a hacer una entrada bien hecha, con Jesús, en Jerusalén.

 

P. Fidel Oñoro, cjm

Marzo de 2013


Fotografía: http://www.oscarhumbertogomez.com

“A vocação religiosa é uma moção da Graça Divina” (Constituições MAR, 15)

As Irmãs Ivone Leonor da Silva Herbert e Marizete Pinto de Castro, ambas amazonenses, renovaram os votos religiosos, no dia 06 de fevereiro, na comunidade MAR da Casa de Formação para Religiosos, Cariacica, Espírito Santo, Brasil. 

A Celebração Eucarística foi presidida pelo padre Alexandre de Souza, amigo da Comunidade com a participação das Irmãs da Comunidade de Cariacica, da Casa Provincial e também a Irmã Maria de Lourdes Carvalho que está de férias.  Na sua reflexão, o celebrante destacou o valor da entrega, do desprendimento, de estar aberta ao novo e não se abater diante das dificuldades, pois Deus chama e oferece as graças necessárias para superar todo obstáculo; lembrou também que a pessoa consagrada assume um compromisso diante de Deus, da Comunidade Eclesial, da família religiosa a que pertence e, portanto, deve viver de acordo com o que professa. O celebrante fez ainda uma comparação referindo-se a raiz de certas árvores, que escondidas, vão adentrando-se até os fundamentos da casa e podem comprometer a estrutura do edifício, que as religiosas devem estar atentas a estas raízes, cultivar o chamado, Dom de Deus, a cada dia. Após a homilia, as Irmãs, cada uma por sua vez, proclamou a fórmula de Renovação dos Votos, em presença da Superiora Provincial e da Comunidade.

Posteriormente houve animado café, pois havia muito motivo de celebrar!

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice