• AFIANZAR LA VOCACIÓN

    XVIII Encuentro de juniores/as, Madrid

    Los días 2, 3 y 4 de marzo, nos dimos cita más de 120 juniores y junioras de las diferentes congregaciones religiosas de España Click aquí
  • MISIONERAS EN LAS "VÍAS" DE CIUDAD DE MÉXICO

    A mi paso por México, el pasado mes de enero, visité acompañada de las hermanas Sandra Maldonado Click aquí
  • MISIONERAS EN GUAMOTE- ECUADOR

    Sin duda, una de las grandes riquezas de nuestra fe católica es la variedad inmensa de carismas con que el Espíritu la adorna Click aquí
  • HOMENAJE A LAS MAR EN LÁBREA- BRASIL

    Nas festividades dos 132 anos da cidade de Lábrea as Missionárias Agostinianas Recoletas foram homenageadas. Click aquí
  • Lábrea celebra os 50 anos de Vida Religiosa

    A Paróquia Nossa Senhora de Nazaré – Lábrea, celebrou em sintonia com a Congregação das Irmãs Missionárias Agostinianas Recoletas Click aquí
  • BODAS DE ORO DE PROFESIÓN RELIGIOSA

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero sus Bodas de Oro de profesión religiosa Click aquí
  • MUDANZA DE LA CASA NOVICIADO

    Noviciado realizaron la mudanza de la casa de Suba al Barrio de la Soledad Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita, viajamos desde CariacicaClick aquí
  • ¿Qué Tienes que no hayas recibido gratis?

    Con estas palabras queremos agradecer la bondad de Dios que se ha manifestado a lo largo de este año de juniorado. Click aquí
  • TRIDUO SANTO: PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN

    En estos días santos donde celebramos el misterio del amor de Dios entregado por medio de la pasión Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

Noticias

ENCUENTRO DE SUPERIORAS Y ECÓNOMAS EN BOGOTÁ

portada

 

ENCUENTRO DE SUPERIORAS Y ECÓNOMAS EN BOGOTÁ

Ayudada para ayudar

Los días 7, 8 y 9 de abril en la casa san Agustín de Bogotá tuvo lugar el encuentro de superioras y ecónomas de Colombia, convocado por la hermana Myrian Neira, Representante de la Superiora General en el país. 

El objetivo del encuentro fue el de brindar el espacio para compartir experiencias y ofrecer elementos que posibiliten cambios en sí mismas y en las hermanas con quienes se comparte. 

Entre algunas actividades hubo compartir de experiencias, talleres de formación humana, informaciones sobre asuntos económicos, presentación del plan estratégico y ensayo sobre la elaboración del proyecto comunitario desde la nueva organización. No faltó la vivencia de la liturgia y la Eucaristía de cada día. 

Agradecemos al Señor el trabajo de la hermana Myrian, la participación de las hermanas y de aquellos asesores que facilitaron el desarrollo y alcance del objetivo propuesto. 

 

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.misionerasmar.org/es/images/suecher

SEMANA SANTA, EN EL LLANO COLOMBIANO

portada

 

SEMANA SANTA, EN EL LLANO COLOMBIANO

La mañana del día sábado 24 de marzo en compañía de la hermana Olga Vega, las novicias Claudia Ramírez, Jasmeiry de la Cruz y mi persona, salimos de Bogotá a Yopal para la misión de Semana Santa a Trinidad, Casanare. El día siguiente, domingo 25  salimos de Yopal a Trinidad y de Trinidad a las Veredas correspondientes. La hermana Clarivel Cardona, Ana María  Borges y mi persona compartimos esta experiencia  de fe con las personas  de la Vereda llamada El Convento

La mañana del día  lunes realizamos visiteo a algunas familias invitándolos para las diferentes actividades y celebraciones de Semana Santa, pero para mi sorpresa fue muy poco la participación de las personas adultas quienes no se hicieron presentes más que algunos los días jueves y viernes santo. A pesar de la poca respuesta de las personas mayores, no faltó la presencia de niños que se acercaban sin hacer distinción de credo acogían lo que se les comunicaba con alegría y entusiasmo. Y como en toda experiencia nunca faltan los imprevistos y esta vez no era la excepción, pues la hermana Olga Vega se enfermó y tuvo que salir del campo de misión, viendo la situación me pidieron que colaborara a Claudia quien atendía a las personas de la Vereda llamada El Palmar.

Convivir y participar con las personas esta experiencia de Semana Santa ha sido verdaderamente una bendición de Dios, pues como ya mencionaba, a pesar de la poca participación de las personas nunca faltan aquellas que buscan vivir con plenitud estas celebraciones.  También a pesar de lo retirado que se encuentran se unen a toda la Iglesia para profesar su fe en Jesucristo como Salvador y Redentor. Tiempo de gracia pues al compartir con ellos también percibí la fe tan profunda y bien cimentada que profesan y viven. También fueron días de oración personal y comunitaria que me proporcionaron espacios de meditación y confrontación personal sobre la vivencia de mi fe, los encuentros con Dios mediante los sacramentos; me interrogaba sobre mi disponibilidad, anhelo y entrega  como seguidora de Cristo. Experiencia que llena mi corazón de un profundo agradecimiento a Dios por  tan infinito amor y a mi congregación y comunidad por otorgarme espacios como estos, que me ayudan a fortalecer mi fe,  que me proporcionan herramientas de crecimiento apostólico y de seguimiento de Cristo en este Carisma específico de las MAR.

Gloria Odilia Hernández.

Novicia MAR

 

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.misionerasmar.org/es/images/lanoco

Centro Educacional Agostiniano Vitória

PORTADA 

Centro Educacional Agostiniano Vitória – Espírito Santo visita à Senhora da Penha!

O Centro Educacional Agostiniano proporcionou aos seus alunos na manhã do dia 06/04, uma visita ao Convento da Penha, onde participaram das festividades em homenagem a Nossa Senhora da Penha, Padroeira do Estado.

                                                                                                                        Irmã Rita Cola

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.misionerasmar.org/es/images/Senhora

PROYECTO MISIÓN CASANARE

portada

PROYECTO MISIÓN CASANARE

HERMANA CLARIVEL CARDONA NOS HABLA

Para mi esta experiencia Misionera fue hermosa ya que fue una oportunidad maravillosa para compartir con estos hermanos que han sido olvidados tantos años y ahora ellos sienten que se les acompañan y se les escucha; es muy gratificante poder compartir con ellos la palabra de Dios, incluso sus angustias y preocupaciones… No me canso de darle gracias a Dios por poder servir en esta tarea misionera tan necesaria en la Iglesia y por supuesto para la congregación.

Comparto algunas fotos de la vereda el convento, el Palmar y el Viacrucis que se hizo desde la Vereda del Toro al Convento.

Un abrazo.

Clarivel Cardona

 

  • CIMG1850
  • CIMG1830
  • CIMG1881
  • CIMG1899
  • portada
  • CIMG1801
  • CIMG1812
  • CIMG1834
  • CIMG1813
  • CIMG1827
  • CIMG1889

PASCUA DE NUESTRA HERMANA JESUSA SARASOLA.

 

4 copia

PASCUA DE NUESTRA HERMANA JESUSA SARASOLA.

 MONTEAGUDO, ESPAÑA

“Oh Dios mío, conózcate a Ti, conózcame a mí... 

El día 5 de abril a las 10.30 am,   jueves  de la octava de Pascua, el Señor Resucitado visitó  nuestra comunidad de Monteagudo para concederle la “Paz” plena  a nuestra hermana Jesusa Sarasola Imaz, quien recibió en la vida religiosa el nombre de María Izaskun de San Agustín. 

Jesusa nació el 18 de febrero de 1927, en Anoeta, Guipúzcoa, España; en el hogar conformado por Marcos Sarasola y Paula Imaz.  Fueron 8 hijos: Aniceto, Ignacio, Jesusa, Antonio, María Cruz, (Religiosa) Pedro, Hilario y Juan Mary. Sus padres los educaron en los valores cristianos. 

Inició el postulantado el 22 de abril de 1959. El noviciado el 28 de noviembre de 1959, realizó su primera profesión el 29 de noviembre de 1960 y la profesión perpetua el 29 de noviembre de 1965 en Monteagudo. 

Realizó estudios de comercio, bachiller, informática. Recibió título de Auxiliar Clínica-puericultura en Pamplona. 

Jesusa a lo largo de su vida reconoció que el llamado de Dios lo experimentó a través de la piedad religiosa. Escogió la Congregación por ser Misionera, llevando alivio a los enfermos, servicio que prestó con gran dedicación. Puso al servicio de la comunidad sus cualidades humanas y espirituales. Recordamos los diversos lugares por donde pasó haciendo el bien como fueron: Tolosa, Triana, Colegio de Granada, Clínica de Pamplona, Residencia de Pamplona, Valladolid, Arcos de Jalón, Alhendín, Monteagudo. Se desempeñó como superiora, enfermera, secretaria, y oficios varios. Amó  la Orden Agustiniana y tuvo especial cariño a los PP. Agustinos Recoletos.

Como Misionera Agustina Recoleta compartió su vida con las hermanas de la Congregación, siendo reconocida por su disciplina, seriedad y responsabilidad en todo cuanto se le encomendaba. 

Los últimos años, la enfermedad la fue debilitando y las hermanas la atendieron con mucho  cariño;  ella  compartió la vida con   las demás hermanas. Nuestra vida es un proceso de purificación necesario para el encuentro con el Padre. La largueza de su edad y enfermedad realmente la purificaron; terminó su vida de la mano de las hermanas, de la Santísima Virgen¸ preparada para abrazarse al Señor, santiguándose antes de partir y con una sonrisa serena del que sabe que ha cumplido bien su misión. Hoy despedimos a nuestra hermana, dando gracias al Señor por sus 91 años de vida y 58 años de vida consagrada.  Ahora proclama el honor y la gloria, quien llegó a la meta. 

Ruega ahora por todos los que continuamos peregrinando. Nos unimos en oración de alabanza en la Eucaristía, máxima expresión del amor de Dios. 

 

  • 3---copia
  • IMG_20180406_175408
  • 6
  • 4---copia
  • 1---copia
  • 7

¿Qué significa?

 Un recorrido por la riqueza de su simbología podría ayudarnos a entender “bíblicamente” y más a fondo por qué comenzamos la Cuaresma de esta manera y a proyectar este tiempo tan especial de una manera diferente.

1. La ceniza es el resultado del fuego que arde
La ceniza es el polvo que resulta de un proceso de descomposición total que ha pasado por el fuego: algo estaba entero y ha sido quemado. De ahí su simbología. Así también se deshace nuestro cuerpo

Como el árbol exuberante, verde y frondoso, que una vez abatido y quemado se hace ceniza, así ocurre con nuestro cuerpo al volver a la tierra. El profeta Jeremías contempla el cementerio que está en las afueras de Jerusalén como “el valle de los cadáveres y de la ceniza” (31, 40).

Somos como una casa “que se desmorona” (2 Cor 5, 1) “hasta el suelo del que fuimos formados”, como le dice el Creador a Adán: “Porque eres polvo y al polvo tornarás” (Gn 3, 19).
Tomando conciencia de nuestra mortalidad percibimos las dos caras de la moneda: nuestro ensoñador deseo de infinito y la realidad dolorosa de nuestras fragilidades. Fuimos creados para la vida pero nos chocamos con absurdos que desmienten nuestras ilusiones de felicidad y llegamos a decir como Job: “Me derribó en el lodo y soy semejante al polvo y a la ceniza” (30, 19).
Así también nos presentamos ante Dios

Sabiendo quiénes somos nos abandonamos como creaturas en las manos amorosas del Creador, como Abraham ante Dios en su oración: “Mira que soy polvo y ceniza” (Gn 18, 27).

2. Con la ceniza nos hacemos solidarios con tanto dolor que nos circunda

Para la Biblia “ponerse la ceniza” quiere decir que uno está sintiendo un gran dolor, que está de luto por la muerte o la desgracia de otros y también por las propias. Es imagen cruda del sufrimiento: “Ceniza en vez de pan, mezclo mi bebida con lágrimas” (Sal 102, 10). La ceniza simboliza aquello que fue y ya no es, un vacío, una pérdida.

En los rituales de duelo, el sufriente se vestía con ropa desgarrada, se ponía de rodillas o se arrojaba al suelo así como la ceniza o el polvo esparcido…

…Como cuando Tamar fue violada por su hermano y, peor, no la tomaron en serio cuando lo contó. Entonces, “Tamar se echó ceniza sobre la cabeza, rasgó la túnica de mangas que llevaba, puso sus manos sobre la cabeza y se fue gritando mientras caminaba” (2 Samuel 13, 19).

…Como cuando el rey Asuero emitió un decreto de exterminio del pueblo hebreo: “Apenas Mardoqueo supo lo que pasaba, rasgó sus vestidos, se vistió de sayal y ceniza y salió por la ciudad lanzando grandes gemidos” (Ester 4, 1).

…Como cuando llega la desgracia de la invasión de Israel: “Capital de mi pueblo, cíñete de sayal, revuélcate en ceniza, haz duelo como por hijo único” (Jer 26, 6).

…Como cuando el pueblo hace su lamentación por la ciudad santa arrasada: “En tierra se sientan, en silencio, los ancianos de Sión, la capital; se han echado polvo en la cabeza y se han ceñido de sayal” (Lam 3, 10).

…Así, incluso, se describe un rostro atormentado que se ve pasar por la calle (Is 61, 3).

3. Con la ceniza la suciedad se limpia

Paradójicamente la ceniza en la Biblia también hacía parte de los ritos de purificación en el Templo (Ex 23, 3). El sacerdote ponía aparte las cenizas del animal sacrificado y quemado en el altar: “las depositará a un lado del altar. Después se quitará las vestiduras y se pondrá otras para llevar las cenizas fuera del campamento a un lugar puro” (Lv 6, 3-5).

Quien presidía la liturgia tenía que estar puro y de la misma forma el lugar donde se guardaba la ceniza. La Ley establecía que estas cenizas “servirán a la comunidad de los israelitas para el rito de agua lustral: es un sacrificio por el pecado” (Nm 19,  9). Enseguida el rito del lavado con agua/ceniza se describe con detalle (ver Nm 19, 17-22).

Las cenizas del altar eran tan preciadas que un signo pavoroso para el Israel dividido fue: “El altar se hará pedazos y las cenizas que hay sobre él quedarán esparcidas” (1 Re 13, 3).

El Señor anuncia que el “Día de su venida” purificará con la “lejía de lavandero” a sus sacerdotes para que puedan presentar dignamente el sacrificio del altar: “Será como fuego de fundidor y lejía de lavandero. Se sentará para fundir y purgar” (Mlq 3, 2-3).

Pero la purificación completa la realiza Jesús crucificado, sumo y eterno sacerdote, su sangre obra aquello que representaba la ceniza: “Pues si la sangre de machos cabríos y toros y la ceniza de una becerra santifican… ¡Cuánto más la sangre de Cristo, que por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, purificará de las obras muertas nuestra conciencia para rendir culto al Dios vivo!” (Hb 9, 13-14).

4. Con la ceniza emprendemos el camino de regreso a Dios

En la Escritura la ceniza no sólo es signo de la santidad que Dios concede sino también de la actitud penitencial. Ella representa externamente la contrición del pecador quien, humilde (o humillado) como la ceniza, vuelve a los brazos de su Señor que es Creador y Juez: “Me dirigí hacia el Señor Dios, implorándole con oraciones y súplicas, con ayuno, saco y ceniza… Y le hice esta confesión…” (Dn 9, 3-4). La ceniza indica, entonces, que se le ha puesto punto final a una situación de pecado: esta ya no tiene valor, la desechamos, la aborrecemos.

Todos recordamos el gesto escénico del rey de Nínive que, ante la predicación de Jonás, decretó un tiempo de penitencia para implorar la misericordia de Dios, cómo fue él quien dio el primer paso: “El rey de Nínive se levantó, se despojó de su vestido, se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza” (Jon 3, 6).

O también la figura desgreñada de Job que se rinde ante Dios después del litigio y pronuncia estás últimas palabras: “Sólo de oídas te conocía, pero ahora te han visto mis ojos. Por eso me retracto y me arrepiento echado en el polvo y la ceniza” (Job 42, 5-6).

Pero si la ceniza no va acompañada de voluntad de cambio --conversión-- no tiene sentido, se vuelve acto vacío y pantomima religiosa. Es precisamente lo que advierte Isaías: “¿Creéis que ése es el ayuno que deseo, que el hombre se humille todo el día, agachado como un junco la cabeza, tumbado en un saco entre ceniza?” (58, 5).

Implica también la apertura a la buena noticia de Jesús, el dejar de lado las resistencias propias de quien ya se considera religioso: “¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en

Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, cubiertos de sayal y sentados sobre ceniza” (Lc 10, 13).

5. La ceniza es una parábola actuada de la existencia cristiana: está destinada a la resurrección que es una “nueva creación”

La ceniza que nos recuerda el final de nuestra vida nos remite también a un comienzo nuevo cuyo referente es nuestro encuentro con Jesús.

En la Iglesia católica el rito de la imposición de la ceniza ha enriquecido su significado con las palabras de Jesús al comienzo de su predicación: “Conviértete y cree en el Evangelio” (Mc 1, 15). Se trata de un volver al amor primero que nos ha elegido y, en el seguimiento de Jesús, recorrer el camino que tiene como cumbre la victoria sobre la ceniza, ¡la resurrección! ¡la manifestación de Hombre Nuevo, Pleno y Definitivo”

En nuestra Pascua esta carne renacerá y la misericordia de Dios como fuego consumirá en la muerte nuestros pecados. Nos enseña Pablo que…
- “Del mismo modo que por Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo”…
- “Se siembra vileza, resucita gloria; se siembra debilidad, resucita fortaleza”…
- “Seremos transformados. En efecto, es necesario que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad” (1 Cor 15, 22. 43. 52-53).
- “Él transfigurará nuestro pobre cuerpo a imagen de su cuerpo glorioso, en virtud del poder que tiene de someter a sí todas las cosas” (Flp 3, 21).

Al aceptar la ceniza invitamos al fuego del amor de Dios para que venga sobre nosotros, consuma nuestro pecado y haga surgir el hombre nuevo (cf. 2 Cor 4, 6):
- Si ponemos la ceniza en nuestras manos entenderemos que el peso de nuestros pecados, consumados por la misericordia de Dios, deja de pesar.
- Si la ponemos ante nuestros ojos proclamaremos nuestra fe pascual: seremos ceniza, sí, pero destinada a la resurrección.
-  Y si hacemos esto invocando el Espíritu Santo, entonces se impregnará en nuestro cuerpo y hasta el corazón, porque la conversión, al fin y al cabo, es más su obra que la nuestra.

En fin…

La cuaresma comienza con este sencillísimo signo, ¡pero qué riqueza de contenido el que tiene! Al tiempo que reconocemos que somos creatura frágil pero destinada a la plenitud, declaramos que aceptamos con fe el gran regalo de ser reconciliados con Dios por Jesucristo y avivamos nuestra esperanza de ser resucitados un día con Él para la vida eterna, cuando el amor no tendrá fin.

El miércoles “de ceniza” es el anuncio de la Pascua de cada uno de nosotros, el día en que el Señor nos “dará diadema en vez de ceniza” (Is 61, 3).
 
P. Fidel Oñoro, cjm

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice