• Cuaresma en Maracaibo

    El día 03 de febrero contamos con la presencia de la hermana Ofír Muñoz en nuestra comunidad San Agustín Click aquí
  • Dios sigue sembrando en República Dominicana

    Durante estos días, en tierras Dominicanas, quiero primero darle gracias a Dios y a la Congregación Click aquí
  • Mensaje del Santo Padre

    «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (Mt 24,12)

    Compartimos algunos extractos del contenido total. Queridos hermanos y hermanas: Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor Click aquí
  • Santas Missões Populares

    É tempo de Santas Missões populares na Paróquia Nossa Senhora de Nazaré, e é claro que o povo ribeirinho não pode ficar de fora! Click aquí
  • Memória À Irmã Cleusa

    Día de la Congregación

    A Paróquia Nossa Senhora do Amparo e a autoridades municipais da cidade de Itapemirim, Espírito Santo Click aquí
  • XXV Aula Agustiniana de Educación

    25 años aprendiendo juntos

    Los días 3 y 4 de febrero de 2018 tuvieron lugar las jornadas de reflexión agustiniana Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

Recoletas

Hoy, más que nunca entre el ritmo vertiginoso en el que vivimos, el ruido y las prisas que nos circundan, necesitamos detenernos y hacer un alto en el camino para “recogernos”, y entrar dentro de nosotras, de nosotros, y dejar que el evangelio haga camino libremente en nuestro interior, donde la imagen de Dios permanece siempre, esperándonos para transformarnos.

Recolección es un proceso continuo de recogimiento hermanado con nuestras actividades, que requieren el cultivo de la interioridad y exige silencio interior para escuchar y ser iluminado por Cristo, Maestro interior. Es atención amorosa a la Palabra y al trato y diálogo filial con el Padre; es austeridad, coraje y decisión para la conversión y renovación.

En el trato y diálogo con Dios es donde El nos modela y allí encontrarnos la fuerza y el impulso para la acción misionera y para construir, día a día, la vida fraterna y después salir al encuentro de los hermanos y hermanas a quienes nos debemos.

Las MAR expresamos el deseo de conversión y la decisión de vivir la Recolección, tratando de mantenernos en actitud constante de cambio de mentalidad, corazón y estructuras para dinamizar los avalores del Reino que están presentes en el corazón y en a vida de los hombres y mujeres de cada pueblo.

¿Te parece, ahora, que esta palabra “RECOLECCIÓN”  recoge un gran significado y estilo de vida religiosa?

Pues es el de las MAR

 

¿Qué es eso de AGUSTINAS?

Tenemos un padre: AGUSTIN, el de Hipona. Un hombre de corazón grande que vivía la amistad en la comunidad. Su ideal era vivir como los primeros cristianos, que unidos en armonía buscaban a Dios. Según él, la amistad ayuda a crecer y está tejida de comprensión y sinceridad. El estilo de vida religiosa que proyectó para sus comunidades es el habitar unánimes y concordes en la casa del Señor y tener una sola alma y un solo corazón en Dios, sin llamar propia cosa alguna, sino teniendo todo en común, a imitación de la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén.

Como queremos e intentamos ser fieles al proyecto y espíritu de Agustín, nuestro padre, ara nosotras la fraternidad es fundamental. En medio de un mundo dividido por el desamor e insolidario, nosotras debemos manifestar, con nuestra vida, que es posible la fraternidad y la unidad, nacidas de la caridad y dentro de la diversidad. Y que esta fraternidad, creada desde la comunidad, sea invitación clara y fermento para que germine y crezca entre los hombres y mujeres de nuestro entorno. Es nuestro reto.

¿Crees tú, que lees este pequeño mensaje agustiniano, que aún es posible sembrar en  el mundo semillas de amistad y fraternidad?

¿Por qué no lo intentas, sumándote a la familia MAR?

¿Y QUÉ ES SER MISIONERA?

Es ser testigo, persona creyente que contagia su experiencia de ser salvada, que habla no de cosas ni de ideas propias, sino de Alguien que le ha seducido y la mantiene alerta, que aviva su fe desde dentro, don él vive, y le permite afirmar con el profeta: Yo creí, por eso hablé. Es sentir la necesidad de que todos los hombres y mujeres del mundo sepan que Dios los y las ama como son y que no hay mejor manera de ser feliz que la de vivir según el evangelio.

Ser  misionera es ser, voz, grito, pregón; es hacer resonar, hoy y aquí, la palabra e Dios, la Buena Noticia de Jesús de Nazareth. Es vivir en plena liberta personal, enteramente disponible, para cambiar de lugar, de patria, de comunicad, para allá, donde Dios señale a través de su voluntad.

Es mantener los oídos abiertos al dolor de los pobres, de los “sin esperanza”, para entregarle el don de la consolación que el Padre de los cielos nos da en la Persona de Jesús, su Hijo, liberador y salvador, en gestos y compromisos de misericordia y donación de la persona, tiempo e iniciativas para impulsarlos a buscar soluciones a sus sufrimientos, porque los compromisos eliminan de la vida lo estático.

Las MAR sensibles a las necesidades del hombre de hoy y teniendo en cuanta las diferentes  culturas, procuramos impregnarlas del espíritu evangélico. Optamos preferentemente por los lugares de misión… Así leemos en nuestras Constituciones.

¿Cómo evangelizamos? A través e catequesis, formación de líderes y catequistas de diferentes razas y culturas, grupos juveniles y vocacionales, actividades parroquiales, pastoral en residencias de jóvenes estudiantes y también de la tercera edad, hospitales, en escuelas, guarderías y colegios.

La fuerza evangelizadora de nuestras comunidades MAR parte del testimonio de nuestra unidad y concordia vividas y experimentadas en a alabanza a Dios, en la comunión de bienes y en la proclamación de la Palabra.

Y tú, joven persona mayor, niña que despiertas a la vida, ¿qué opinas de esto de ser misionera, de ser voz, grito, pregón, testigo, en este planeta nuestro, hoy tan necesitado de estos valores? Intenta probarlos; en las MAR hay espacio para ti.

 

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice