• XIV CONGRESO FABRA

    Sao Paulo-Brasil

    Un grupo de hermanas misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita, asistimos al XIV Congreso de la familia agustiniana de Brasil (FABRA) Click aquí
  • 18 de enero

    Día de la Congregación

    Celebramos un año más el nacimiento de nuestra Congregación. Hacer memoria histórica de este acontecimiento Click aquí
  • Bodas de Oro de Profesión Religiosa

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero Click aquí
  • Entrega de las Determinaciones

    en las Comunidades de Brasil

    Después de la realización de los Ejercicios Espirituales Agustinianos y la peregrinación a la Basílica de Ntra. Sra. de Aparecida, los días 9 y 10 de enero Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita Click aquí
  • Ejercicios Espirituales Agustinianos

    Cariacica-Brasil

    Los días 2 al 6 de enero la provincia de Santa Rita, de la congregación de misioneras agustinas recoletas Click aquí
  • Viagem a Aldeia Japiimou

    Vendo com os olhos a memoria

    No dia 05 de outubro uma equipe missionária composta pelo Dom SantiagoSanchez Click aquí
  • Hoy es la octava de navidad y el primer día del nuevo año Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

...en la misión de Guamote.

Soy Marisol Sandoval, misionera agustina recoleta. Mexicana. El mejor regalo de mi vida, “mi profesión religiosa” el 10 de Octubre de 2004. Es hermoso contar cómo Dios ha ido tejiendo mi historia de Salvación, por ello quiero empezar recordando unas palabras que nuestro padre San Agustín nos dejó escritas: “Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.” Dios contempla mi miseria y me brinda su amor sin medida, invitándome a hacer lo que pueda al confiarme una misión en tierras de la mitad del mundo, en un pequeño rincón de la serranía del Chimborazo, Riobamba – Guamote a 3.440 metros sobre el nivel del mar: compartir mi vida y vocación con la gente mestiza e indígena Quichua del Ecuador. Y yo, como Moisés, con los pies descalzos porque camino en tierra sagrada y como “el buen siervo que es aquél que no se empeña en oír decir lo que a él le gustaría, sino que está sinceramente dispuesto a oír lo que Dios le dice” (San Agustín), voy caminando por los páramos bendecidos por nuestro creador escuchando su voz y con un corazón abierto y generoso, llevando un mensaje de amor, de unidad y de esperanza a los pobres y sencillos.

 

Son ya dos años y medio que llevo viviendo en estas tierras frías, pero puras, del Chimborazo apropiándome de la cultura, de la lengua, gustando de la belleza de las montañas, de los frutos de la “pacha mama” (madre tierra), amando a la Iglesia, conducida a una inculturación de la fe para llegar a una inculturación del evangelio, abrazando las pobrezas humanas que me rodean, reconociéndome pequeña y limitada al contemplar los rostros quemados, por el sol y el frío del páramo, de los campesinos, ver como su trabajo es poco valorado y que muchas veces se ve perdido por las frías heladas que la naturaleza nos regala. Pero allí está Dios hablando en el silencio de las cosas, en la oración paciente, haciéndose una presencia callada, encarnada y actuante que a veces desconcierta pero, "El amor de Yavé no se ha acabado, ni se han agotado sus misericordias; se renuevan cada mañana. Sí, tu fidelidad es grande.” (Lamentaciones 3.22-23). 

 

Mi misión es vivir a plenitud mi ser de misionera, es salir al encuentro de Dios Padre misericordioso en los enfermos que visitamos, con gestos de acogida, llevando una sonrisa, una palabra de aliento, de consolación, atención y servicio en consonancia con la cultura, mostrando a Jesús que se parte y se comparte en la Sagrada Comunión, compartiendo con las familias la vida y la palabra, optando por la verdad, por la realidad de este mundo tal cual es, mostrando una vida fraterna como camino de conversión, felicidad y amor, alegrándome con los jóvenes y niños de la catequesis, dejando que ellos sean los protagonistas al lado de Jesús, abrazando sus sentimientos, haciendo camino de encuentro y seguimiento de una experiencia intima, cercana junto a María nuestra Madre, la mujer humilde que resume con su acción de sierva una vida fiel a la voluntad del Padre. 

 

Dios me pide constantemente salir de mi misma, de mis comodidades; me sorprende ante los acontecimientos muchas veces imprevistos, me provoca siempre dar lo mejor de mí, sacia mi sed, me hace estar en una búsqueda constante, me seduce con su palabra. Me hace comprender que mi Consagración es amar en gratuidad, servicio, generosidad, siempre disponible a ser don para los demás, ser don para que otros tengan vida en libertad, justicia. 

 

Me pide mis manos para ser caricia para los demás, para trabajar su tierra y hacer germinar el evangelio, me pide mis labios para hacer resonar la voz de los que no son escuchados, me pide mis pies para caminar junto a los caídos por la intolerancia de este mundo, me pide mi corazón para ser amiga de todo el mundo, y me recuerda que “no hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos… y a mí me llama amiga. 

 

No es fácil, pero es apasionante. Y por eso le ruego al Señor con estas palabras que las hago mías: “Te ruego, Señor, que así como das la alegría y la fuerza, así hagas brotar de la tierra la verdad, y que la justicia mire desde el cielo y aparezcan las luminarias en el firmamento. Partamos el pan para darlo al hambriento, hagamos entrar bajo nuestro techo al que no tiene dónde quedarse. Vistamos al desnudo y no despreciemos a los de nuestro propio linaje. Y si frutos como éstos se dan en nuestra tierra, míralos, Señor, y di que son buenos; brille a su tiempo nuestra luz de tal manera, que ganando con esta interior cosecha de buenas obras las superiores delicias de la contemplación de tu Verbo, aparezcamos sobre el mundo como luminarias en el firmamento de tu Escritura” (San Agustín). Le pido a Dios que resplandezca siempre “todo honor y toda gloria” en mi ser de verdadera misionera, verdadera, agustina y verdadera recoleta. 

Y siempre viviré agradecida por el don de la vida, por el don de la vocación religiosa y por la familia de misioneras agustinas recoletas que me ha regalado gratuitamente. 

 

¡Gracias Padre, por todo tu amor derramado en esta misión de Guamote!

 

  • marisol7
  • marisol13
  • marisol6
  • marisol2
  • marisol10
  • marisol9
  • marisol12
  • marisol18
  • marisol1
  • marisol8
  • marisol4
  • marisol16
  • marisol5

 

LAS MAR EN REPÚBLICA DOMINICANA…

Encuentro-convivencia con jóvenes

 

Con ilusión recibí la noticia de poder llevar a cabo una nueva misión, el acompañar a las jóvenes en República Dominicana, el darnos a conocer y sobre todo el compartir la vida con la gente de este lindo lugar. Es verdad que no es la primera vez que las MAR vamos a República Dominicana a trabajar en la pastoral vocacional, pues esta labor la estaba desempeñando la Hna. Rocío Victoria desde hace tres años, aproximadamente. Siempre con la ayuda y colaboración de los padres Agustinos Recoletos de la provincia Ntra. Sra. de la Consolación.

 

El día miércoles 3 de abril viajamos rumbo a Dominicana la hna. Rocío Victoria y yo, para poder preparar un encuentro-convivencia con los jóvenes de las parroquias de los padres Agustinos Recoletos. Nos esperaba en el aeropuerto el P. José Luis Lugo, OAR, que con gran alegría nos dio la bienvenida y nos llevó hasta San Cristóbal, donde está la casa curial de los padres Agustinos Recoletos y donde nos hospedaríamos durante estos días.

 

El jueves visitamos el Colegio Santa Rita para invitar a los jóvenes de preparatoria a participar en la convivencia vocacional mixta que se llevaría a cabo el día 7 de abril. Para hacer este recorrido por las aulas, el padre Ismael Xuruc, OAR, responsable de la promoción vocacional,  nos estuvo guiando y enseñando el colegio. También nos acompañó durante estos días Yoleny Ramírez, novicia MAR, quien había viajado a Rep. Dominicana por la muerte de su hermana y ahora estaba acompañando a su madre. 

 

Por la tarde fuimos con el padre Ramón Aníbal a la comunidad de Pueblo Nuevo, para celebrar con ellos la Eucaristía e invitar a los jóvenes a participar en la convivencia vocacional. A esta comunidad pertenece la aspirante Wilkida, así que también nos preguntaron por ella y le mandaron saludos. Aprovechamos la ocasión para visitar a su madre y entregar el detallito que su hija mandaba. 

 

El viernes visitamos el colegio San Rafael, en el que también invitamos a los jóvenes de preparatoria a participar en la convivencia vocacional. Por la tarde visitamos a la mamá de Yoleny, quien nos esperaba con alegría y con unos pastelitos típicos de Dominicana, muy ricos por cierto. Finalmente terminamos el día celebrando la Eucaristía en la comunidad de Lavapiés, y claro, invitando a los jóvenes a participar en la convivencia vocacional.

 

Aunque nosotras estuvimos haciendo estas visitas, los padres Agustinos Recoletos de ante mano ya habían invitado en las diferentes comunidades, de tal manera que en la convivencia nos juntamos cerca de 180 jóvenes, chicos y chicas. Una alegría para todos.

 

Sábado ¡manos a la obra! Así que ese día nos reunimos con el padre Ismael Xuruc y con Yoleny para comprar todo lo que hacía falta para la convivencia y ultimar detalles, para dejar todo listo, pues ¡180 jóvenes nos esperaban para ayudarles a encontrar respuestas a sus preguntas! Fue un día muy movidito, pero también de mucha ilusión y alegría. Por la tarde noche el padre José Luis Lugo fue a recogernos para ir a la parroquia San Agustín, de Haina, otra comunidad de los Agustinos Recoletos. Celebramos la Eucaristía con la gente y también compartimos con el grupo de promotores vocacionales que está formando el Padre José Luis. Fue una alegría compartir con ellos y ponernos a su servicio.

 

Al fin, llegó el día de la convivencia. Temprano nos pusimos en marcha hacia el CESA (Centro de Espiritualidad San Agustín), donde sería la convivencia. Poco a poco fueron llegando los jóvenes, tanto de la capital como de las diferentes parroquias. Mientras unos los inscribíamos, otros se encargaban de la animación, otros preparando el sonido y todo lo necesario… cada uno desde su labor haciendo que la convivencia marchara lo mejor posible.

 

Comenzamos con una oración, preparada por Clara, una chica argentina que colabora con los padres en la pastoral vocacional. Después se les fueron dando algunos temas dirigidos por la novicia Yoleny, la hna. Rocío, la hna. Sandra y el padre Ismael,  temas que fueron trabajando en grupo. Hubo oportunidad de que ellos preguntaran y de dar el testimonio de la vida de algunos de nosotros. A lo largo de la mañana llegaron los padres Ramón Aníbal, Lucas y el padre José Luis para animarnos y compartir con los jóvenes lo que estaban viviendo. Se les repartió la comida y éste fue un momento importante para todos, disfrutando de la sombra de los árboles y de la conversación de los que allí nos encontrábamos, preguntando e inquietándose por lo que Dios iba diciendo a sus corazones. Finalmente hicimos una evaluación del día. Para todos la experiencia ha sido muy buena, y algunos/as se interesaron en formar parte de un grupo vocacional que acompañarán los padres Agustinos Recoletos. Con algunas de  las jóvenes que se interesaron en nuestra vida, nos entrevistamos el miércoles y jueves, y allí pudieron aclarar algunas dudas e inquietudes, quedando así en un proceso de acompañamiento directamente con nosotras.

 

El lunes fue día de descanso para todos, pero fue un descanso “especial”, pues el padre Ismael Xuruc y Yoleny nos tenían preparada una excursión única y muy bonita. Nos acompañó Ricardo, un joven de las JAR de Dominicana. Muy tempranito nos dispusimos a salir rumbo al Hoyo de Pelempito, que es una depresión de fondo plano, alargada y en forma de pera, situada en la parte occidental de la Sierra de Bahoruco, en Pedernales. Un lugar espectacular, lleno de pinos y curioso, también de palmeras. Incluso encontramos dos fósiles de caracolas de mar. Esta fue nuestra primera parada. Siguiendo el camino nos dirigimos a Bahía de las Águilas, que pertenece al parque Nacional de Jaragua, es un lugar protegido y por lo tanto virgen. ¡Una belleza! En donde el mar muestra sus mejores colores y el encanto de visitarlo, contemplarlo y disfrutar de un rico baño. Para ir a la playa tuvimos que embarcarnos en una lancha. El lugar era mágico y encantador, con arena tan fina y suave que daban ganas de enterrarse. Disfrutamos de él como enanos. Agradecimos esta gran oportunidad.

 

El martes, el padre José Luis Lugo nos llevó a visitar a su familia, quien nos acogió con alegría. También nos llevó a dar un tour por la capital, mostrándonos el Faro de Colón, la zona colonial, en fin, una tarde muy agradable, sobre todo por la compañía.

 

El jueves nos preparamos para volver a casa, no sin antes agradecer la atención de los padres Agustinos Recoletos y la ayuda y presencia de nuestra novicia Yoleny Ramírez, y claro, a Dios por darnos esta gran oportunidad y misión. Llegamos a México el viernes de madrugada, allí nos esperaban las hermanas Sandra Maldonado y Rosario Cayax para llevarnos a la comunidad. 

 

Agradezco a Dios todo cuanto me ha regalado en estos días y sólo queda decir ¡Cómo podré pagar todo el bien que me has hecho!

 

Sandra Flores G., mar

 

  • REP-DOM-2
  • REP-DOM-8
  • REP-DOM-4
  • REP-DOM-1
  • REP-DOM-3
  • REP-DOM-6
  • REP-DOM-7
  • REP-DOM-5

50 años después del Vaticano II

Del 19 al 21 de abril tuvo lugar en Bogotá el Congreso de Vida Religiosa con el lema: “Una vida religiosa abierta a la acción liberadora del Espíritu: 50 años después del Vaticano II”. 

Se compartió y reflexionó sobre la propuesta de una nueva Neumatología que nos ayude a la vida religiosa a despertar y percibir la acción del Espíritu Santo que nos está invitando a renovar y transformar Nuestra Vida Religiosa hacia un compromiso liberador en el hoy de nuestra historia. 

El día 19, la Hna. Marilú Rojas Salazar, MSTL expuso los temas “El Vaticano II y la Vida Religiosa” y “Desde la óptica de género como perspectiva liberadora”. También se ofreció un Panel con tres ponentes que expusieron los temas: “Liberados por el Espíritu, escuchamos los clamores del pueblo” por P. Víctor Martínez Morales, SJ; “Religiosa mujer liberada por la acción del Espíritu” por Hna. Amparo Novoa Palacios, SA; y “Renovación de la misión por la acción del Espíritu” por el Hno. Ismar Portilla Benavides. 

El día 20, el P. Víctor Codina, SJ expuso los temas: “Vaticano II: Lucha hermenéutica entre la identidad y la novedad” y “La acción renovadora del Espíritu Santo en la Vida Religiosa”. 

Se ofrecieron cuatro mesas de trabajo con diferentes ponentes que presentaron sus temáticas respectivas y cada participante se integró en una de ellas. Las temáticas expuestas fueron: “Nuevas generaciones liberadas en el Espíritu” (P. Luis Alfredo Escalante Molina, SDS), “Mirar, tocar y amar desde Jesús” (Hno. Diego José Díaz Díaz FSC). “Liberadas y liberados por el Espíritu para construir fraternidad” (Hna. Ana de Dios Berdugo Cely, OP) y “El bello otoño de un camino de liberación” (Hna. Mariela Saray Cotrino, SDS).

El domingo 21, la Hna. Marilú Rojas ofreció la conferencia titulada: “¿En qué punto está la Vida Religiosa femenina hoy?, y se ofreció un Panel Conclusivo con las siguientes temáticas: “Renovación de la trilogía fatídica” (P. Ignacio Madera), “Espiritualidad liberadora camino de renovación” (Hna. Luz Marina Plata Morales, FSP) y  los aportes iluminadores de la Hna. Marilú Rojas Salazar, MSTL desde la dimensión profética de la Vida Religiosa

De la Provincia  san Agustín participamos las Hnas. María Sonia Segovia, Sandra Escobar y Nieves María Castro. 

La experiencia vivida en este Congreso toca las fibras de consagración. La invitación es a dejarnos conducir por la osadía del Espíritu, siendo una vida religiosa profética y auténticamente comprometida con el Proyecto de Jesús y su Reino. 

 

  • congreso-v.r.-2
  • congreso-v.r.-4
  • congreso-v.r.-1
  • congreso-v.r.-3

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice