• AFIANZAR LA VOCACIÓN

    XVIII Encuentro de juniores/as, Madrid

    Los días 2, 3 y 4 de marzo, nos dimos cita más de 120 juniores y junioras de las diferentes congregaciones religiosas de España Click aquí
  • MISIONERAS EN LAS "VÍAS" DE CIUDAD DE MÉXICO

    A mi paso por México, el pasado mes de enero, visité acompañada de las hermanas Sandra Maldonado Click aquí
  • MISIONERAS EN GUAMOTE- ECUADOR

    Sin duda, una de las grandes riquezas de nuestra fe católica es la variedad inmensa de carismas con que el Espíritu la adorna Click aquí
  • HOMENAJE A LAS MAR EN LÁBREA- BRASIL

    Nas festividades dos 132 anos da cidade de Lábrea as Missionárias Agostinianas Recoletas foram homenageadas. Click aquí
  • Lábrea celebra os 50 anos de Vida Religiosa

    A Paróquia Nossa Senhora de Nazaré – Lábrea, celebrou em sintonia com a Congregação das Irmãs Missionárias Agostinianas Recoletas Click aquí
  • BODAS DE ORO DE PROFESIÓN RELIGIOSA

    Cariacica - Brasil

    Nuestras hermanas Itárica Zandonadi, Josefina Casagrande y María Helena Petri celebraron el pasado día 11 de enero sus Bodas de Oro de profesión religiosa Click aquí
  • MUDANZA DE LA CASA NOVICIADO

    Noviciado realizaron la mudanza de la casa de Suba al Barrio de la Soledad Click aquí
  • Peregrinación al Santuario Nacional

    Los días 7 y 8 de enero de 2018, las misioneras agustinas recoletas de la provincia de Santa Rita, viajamos desde CariacicaClick aquí
  • ¿Qué Tienes que no hayas recibido gratis?

    Con estas palabras queremos agradecer la bondad de Dios que se ha manifestado a lo largo de este año de juniorado. Click aquí
  • TRIDUO SANTO: PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN

    En estos días santos donde celebramos el misterio del amor de Dios entregado por medio de la pasión Click aquí

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz 

Co-fundadora de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas. Ver vídeo

 

CAMINO A LA SANTIDAD

Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz

Un poco de historia y plegaria para alcanzar de ella favores y/o milagros.

Ver vídeo

Noticias

ENCUENTRO DE SUPERIORAS Y ECÓNOMAS EN BOGOTÁ

portada

 

ENCUENTRO DE SUPERIORAS Y ECÓNOMAS EN BOGOTÁ

Ayudada para ayudar

Los días 7, 8 y 9 de abril en la casa san Agustín de Bogotá tuvo lugar el encuentro de superioras y ecónomas de Colombia, convocado por la hermana Myrian Neira, Representante de la Superiora General en el país. 

El objetivo del encuentro fue el de brindar el espacio para compartir experiencias y ofrecer elementos que posibiliten cambios en sí mismas y en las hermanas con quienes se comparte. 

Entre algunas actividades hubo compartir de experiencias, talleres de formación humana, informaciones sobre asuntos económicos, presentación del plan estratégico y ensayo sobre la elaboración del proyecto comunitario desde la nueva organización. No faltó la vivencia de la liturgia y la Eucaristía de cada día. 

Agradecemos al Señor el trabajo de la hermana Myrian, la participación de las hermanas y de aquellos asesores que facilitaron el desarrollo y alcance del objetivo propuesto. 

 

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.misionerasmar.org/es/images/suecher

SEMANA SANTA, EN EL LLANO COLOMBIANO

portada

 

SEMANA SANTA, EN EL LLANO COLOMBIANO

La mañana del día sábado 24 de marzo en compañía de la hermana Olga Vega, las novicias Claudia Ramírez, Jasmeiry de la Cruz y mi persona, salimos de Bogotá a Yopal para la misión de Semana Santa a Trinidad, Casanare. El día siguiente, domingo 25  salimos de Yopal a Trinidad y de Trinidad a las Veredas correspondientes. La hermana Clarivel Cardona, Ana María  Borges y mi persona compartimos esta experiencia  de fe con las personas  de la Vereda llamada El Convento

La mañana del día  lunes realizamos visiteo a algunas familias invitándolos para las diferentes actividades y celebraciones de Semana Santa, pero para mi sorpresa fue muy poco la participación de las personas adultas quienes no se hicieron presentes más que algunos los días jueves y viernes santo. A pesar de la poca respuesta de las personas mayores, no faltó la presencia de niños que se acercaban sin hacer distinción de credo acogían lo que se les comunicaba con alegría y entusiasmo. Y como en toda experiencia nunca faltan los imprevistos y esta vez no era la excepción, pues la hermana Olga Vega se enfermó y tuvo que salir del campo de misión, viendo la situación me pidieron que colaborara a Claudia quien atendía a las personas de la Vereda llamada El Palmar.

Convivir y participar con las personas esta experiencia de Semana Santa ha sido verdaderamente una bendición de Dios, pues como ya mencionaba, a pesar de la poca participación de las personas nunca faltan aquellas que buscan vivir con plenitud estas celebraciones.  También a pesar de lo retirado que se encuentran se unen a toda la Iglesia para profesar su fe en Jesucristo como Salvador y Redentor. Tiempo de gracia pues al compartir con ellos también percibí la fe tan profunda y bien cimentada que profesan y viven. También fueron días de oración personal y comunitaria que me proporcionaron espacios de meditación y confrontación personal sobre la vivencia de mi fe, los encuentros con Dios mediante los sacramentos; me interrogaba sobre mi disponibilidad, anhelo y entrega  como seguidora de Cristo. Experiencia que llena mi corazón de un profundo agradecimiento a Dios por  tan infinito amor y a mi congregación y comunidad por otorgarme espacios como estos, que me ayudan a fortalecer mi fe,  que me proporcionan herramientas de crecimiento apostólico y de seguimiento de Cristo en este Carisma específico de las MAR.

Gloria Odilia Hernández.

Novicia MAR

 

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.misionerasmar.org/es/images/lanoco

Centro Educacional Agostiniano Vitória

PORTADA 

Centro Educacional Agostiniano Vitória – Espírito Santo visita à Senhora da Penha!

O Centro Educacional Agostiniano proporcionou aos seus alunos na manhã do dia 06/04, uma visita ao Convento da Penha, onde participaram das festividades em homenagem a Nossa Senhora da Penha, Padroeira do Estado.

                                                                                                                        Irmã Rita Cola

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.misionerasmar.org/es/images/Senhora

PROYECTO MISIÓN CASANARE

portada

PROYECTO MISIÓN CASANARE

HERMANA CLARIVEL CARDONA NOS HABLA

Para mi esta experiencia Misionera fue hermosa ya que fue una oportunidad maravillosa para compartir con estos hermanos que han sido olvidados tantos años y ahora ellos sienten que se les acompañan y se les escucha; es muy gratificante poder compartir con ellos la palabra de Dios, incluso sus angustias y preocupaciones… No me canso de darle gracias a Dios por poder servir en esta tarea misionera tan necesaria en la Iglesia y por supuesto para la congregación.

Comparto algunas fotos de la vereda el convento, el Palmar y el Viacrucis que se hizo desde la Vereda del Toro al Convento.

Un abrazo.

Clarivel Cardona

 

  • CIMG1850
  • CIMG1830
  • CIMG1881
  • CIMG1899
  • portada
  • CIMG1801
  • CIMG1812
  • CIMG1834
  • CIMG1813
  • CIMG1827
  • CIMG1889

PASCUA DE NUESTRA HERMANA JESUSA SARASOLA.

 

4 copia

PASCUA DE NUESTRA HERMANA JESUSA SARASOLA.

 MONTEAGUDO, ESPAÑA

“Oh Dios mío, conózcate a Ti, conózcame a mí... 

El día 5 de abril a las 10.30 am,   jueves  de la octava de Pascua, el Señor Resucitado visitó  nuestra comunidad de Monteagudo para concederle la “Paz” plena  a nuestra hermana Jesusa Sarasola Imaz, quien recibió en la vida religiosa el nombre de María Izaskun de San Agustín. 

Jesusa nació el 18 de febrero de 1927, en Anoeta, Guipúzcoa, España; en el hogar conformado por Marcos Sarasola y Paula Imaz.  Fueron 8 hijos: Aniceto, Ignacio, Jesusa, Antonio, María Cruz, (Religiosa) Pedro, Hilario y Juan Mary. Sus padres los educaron en los valores cristianos. 

Inició el postulantado el 22 de abril de 1959. El noviciado el 28 de noviembre de 1959, realizó su primera profesión el 29 de noviembre de 1960 y la profesión perpetua el 29 de noviembre de 1965 en Monteagudo. 

Realizó estudios de comercio, bachiller, informática. Recibió título de Auxiliar Clínica-puericultura en Pamplona. 

Jesusa a lo largo de su vida reconoció que el llamado de Dios lo experimentó a través de la piedad religiosa. Escogió la Congregación por ser Misionera, llevando alivio a los enfermos, servicio que prestó con gran dedicación. Puso al servicio de la comunidad sus cualidades humanas y espirituales. Recordamos los diversos lugares por donde pasó haciendo el bien como fueron: Tolosa, Triana, Colegio de Granada, Clínica de Pamplona, Residencia de Pamplona, Valladolid, Arcos de Jalón, Alhendín, Monteagudo. Se desempeñó como superiora, enfermera, secretaria, y oficios varios. Amó  la Orden Agustiniana y tuvo especial cariño a los PP. Agustinos Recoletos.

Como Misionera Agustina Recoleta compartió su vida con las hermanas de la Congregación, siendo reconocida por su disciplina, seriedad y responsabilidad en todo cuanto se le encomendaba. 

Los últimos años, la enfermedad la fue debilitando y las hermanas la atendieron con mucho  cariño;  ella  compartió la vida con   las demás hermanas. Nuestra vida es un proceso de purificación necesario para el encuentro con el Padre. La largueza de su edad y enfermedad realmente la purificaron; terminó su vida de la mano de las hermanas, de la Santísima Virgen¸ preparada para abrazarse al Señor, santiguándose antes de partir y con una sonrisa serena del que sabe que ha cumplido bien su misión. Hoy despedimos a nuestra hermana, dando gracias al Señor por sus 91 años de vida y 58 años de vida consagrada.  Ahora proclama el honor y la gloria, quien llegó a la meta. 

Ruega ahora por todos los que continuamos peregrinando. Nos unimos en oración de alabanza en la Eucaristía, máxima expresión del amor de Dios. 

 

  • 3---copia
  • IMG_20180406_175408
  • 6
  • 4---copia
  • 1---copia
  • 7

 

La penitencia es como el golpe del cincel. Un trabajo cuidadoso, paciente e inteligente, propio de escultor, quien toca fuerte no para herir sino para embellecer. Quizás algunas cosas se tendrán que remover, picar o cavar para sacar la verdadera imagen depuesta en cada uno de nosotros, la imagen con que Dios nos ha soñado y para la cual nos ha creado primero y luego, por causa del pecado, redimido: para que tengamos la forma de Jesús (cf. Gal 4,19), la belleza de la santidad. Se trata de que aparezca la obra maestra de Dios. Si al culminar la primera creación él admiró y dijo que le quedó muy bueno (Gn 1,31); en la nueva, con el gozo del Espíritu Santo, seremos nosotros los que celebraremos una nueva historia cantando: “Este es el día que hizo el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo” (Salmo 118,24).

El gesto simbólico de la ceniza, con el cual hacemos la apertura, ya nos invita a fijarnos en esto, que se trata de una nueva creación. El rito sintetiza el proceso y lo convierte en programa: el hombre viejo ha sido hecho polvo y con ese polvo el Señor nos modela como personas nuevas. Pues sí, Dios nos crea, pero no de forma genérica sino a partir de lo que somos, incluso desde la materia de nuestro pecado. Lo lleva a cabo por la ruta del misterio pascual de Jesús, por un camino de muerte y resurrección, de victoria y de plenitud.

Esta programa parece estar inscrito en la naturaleza. Pensemos un momento en el espectáculo que nos aguarda los próximos días: saldremos del letargo del invierno y entraremos poco a poco en la primavera rebosante de vida, de germinación. Como ocurre con la repetición anual de las estaciones, no importa cuántas hayamos vivido, ella siempre llega de nuevo: la cuaresma no envejece, sino al contrario, es ella quien nos rejuvenece con su potente dinamismo que brota de la fuente vivificante de la misericordia del Señor. La cuaresma nos expone la mano tendida del Dios de la vida.

Por nuestra parte, ¿qué tenemos qué hacer? Ante todo volver a encontrarnos con nuestra propia verdad y autenticidad desnudando el corazón en la presencia del Señor.

Se nos pide que hagamos obras de caridad, sí; que oremos más intensamente, también; que ofrezcamos el sacrificio de nuestro ayuno. ¡Pero también los hipócritas hacen obras de caridad, oran y ayunan! (cf. Mt 6,1-18). Lo único que nos podrá distinguir y que nos alejará de una pantomima espiritual será la unificación de la vida desde lo hondo de ese corazón que sólo el Padre conoce bien, él a quien no escapa ninguna de nuestras inquietudes y anhelos.

Para lograrlo hay que cuidar el silencio, esto es, callar, callar la buena cantidad de palabras que sofocan lo cotidiano y apagar los múltiples pensamientos, para llenarlos con la Palabra de vida y con el don que el Señor Crucificado-Resucitado nos hace de sí mismo en cada Eucaristía. Por la vía de una oración cualificada de esta manera, veremos cómo todo recomenzará desde el Señorío de Jesús como nuestro centro.

Si con el silencio renunciamos a los ruidos, con el ayuno y la abstinencia ponemos de lado, nos liberamos, de cualquier dependencia idolátrica. Con ellos declaramos dónde creemos hallar el alimento realmente esencial, apartando las viandas que pueden ser gratificantes, sí, pero que a fin de cuentas no satisfacen el corazón ni dan crecimiento. Ayunamos y nos abstenemos también para ejercer el valor de la solidaridad con quien cotidianamente no tiene de qué alimentarse. Y ocurre también a la inversa, porque la caridad nutre a quien sabe dar dándose.

En este silencio más prolongado de la oración y en el privarnos voluntariamente de algo para tomar conciencia de lo esencial y para compartir, nos percatamos de que nuestro corazón está en lucha, de que estamos en un campo de combate: resistencias, malestares guardados, repugnancias, debilidades. Si en el adviento el corazón vela amorosamente en la noche aguardando la venida del Señor, en la cuaresma se deja purificar del atontamiento espiritual, del cansancio, de la dureza y del escepticismo, estas cosas a las que uno se acostumbra pero que impiden el avanzar propio y maltratan el de los otros que comparten nuestra ruta.

El esfuerzo espiritual, que llamamos ascesis, busca disponer nuestro ser entero para acoger la acción del Señor. Jesús no se resucitó a sí mismo, fue el Padre quien recibiendo la entrega de su Hijo lo levantó de la muerte y lo constituyó primogénito de la nueva creación. Es lo mismo que ofrece hacer con nosotros si nos arrojamos en sus manos. El saber desde ya cuál es la meta nos anima a dar el primer paso.

Un amor de brazos abiertos nos espera. Un amor, como dice el antiguo himno mozárabe, de “brazos abiertos para amar y manos clavadas para no castigar”.

 

“¡Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterno su amor

(Salmo 118,1.29).

 

P. Fidel Oñoro, cjm

2013

A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.

Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, Misioneras MAR usa cookies, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
A través del uso de este sitio web, declara aceptar el uso de cookies.
 
Para el buen funcionamiento de este sitio y la medición de su uso, esta plataforma usa cookies.Si lo considera necesario, la sección de ayuda de su navegador le informará sobre los prcedimientos para configurar los cookies.
 
Para mayor información sobre cookies, puede visitar el sitio About Cookies (en inglés).

Sobre las MAR

Carisma

Símbolos

Vidas que iluminan

Nace

Evoluciona

Permanece

Personajes

Provincias

Pastoral Vocacional

FRAMAR

 

Aquí estamos

España

Ecuador

México

China

Colombia

Perú

Brasil

Argentina

Venezuela

Cuba

 

Misioneras Agustinas Recoletas M.A.R 
C/. San José, 34 Barrio de La Fortuna. Leganés. 
Madrid, España.

¿Estas interesada en pertenecer a nuestra congregación?
Email:
Asunto:
Mensaje:
Anti-Spam ¿Cuánto es 9 + 9?
Copyright © 2016 - Misioneras Agustinas Recoletas - Hecho con ♥ por I-tech Advice