Pastoral Vocacional

Pastoral Vocacional

Sentimos la urgencia de ofrecer a los jóvenes de hoy el seguimiento de Jesús, como alternativa de vida que responde a sus aspiraciones más profundas y, a la vez, hace posible que Él reine en esta sociedad sin respuestas a los interrogantes existenciales.

La Pastoral vocacional y la formación como:

  • Respuesta una sociedad carente de compromisos definitivos; desorientada, desencantada y sin respuestas a los interrogantes existenciales más profundos,
  • Oferta, promoviendoun estilo alternativo de vida que responda a la sed de plenitud que hay en cada persona y de manera especial en los jóvenes.
  • Actitud de quien considera que necesita formarse continuamente hasta alcanzar la medida de Cristo 
  • Expresión de la acción de la gracia en cada persona, en su historia, en la transformación que de ella Dios puede hacer cuando encuentra un corazón abierto a la Verdad.
  • Talante de vida que requiere:

Realizar la Pastoral Vocacional  desde la alegría de la consagración e invitar a los jóvenes a una elección para que encuentren su lugar en la Iglesia.

Responsabilizar a una hermana en cada país para que, de acuerdo con el secretariado de pastoral vocacional, anime e implique a las comunidades y a los laicos en esta importante misión.   

Trabajar la Pastoral Vocacional en nuestras obras apostólicas y hacer presencia en aquellos lugares en los que  no estamos. Actuar en coordinación con: las diócesis,  los Agustinos Recoletos, los laicos y otras instituciones. 

Urgir al secretariado de Pastoral Vocacional para que tenga en cuenta las Directrices Generales de Formación en su planificación.

Apoyar a las promotoras vocacionales, conscientes de que todas somos corresponsables en esta misión.

Acompañar a las jóvenes en su discernimiento vocacional haciendo énfasis  en la vida religiosa como Misioneras Agustinas Recoletas.  

Crear un portal específico de Pastoral Vocacional  en la página web de  la congregación, y actualizarlo periódicamente,  donde se compartan programas, actividades y experiencias de las diferentes jurisdicciones. 

Preparar, impulsar y celebrar  un año vocacional MAR con motivo de los 50 años de la muerte de Madre Esperanza (1967 – 2017).